¿Cómo afecta la enfermedad periodontal a la salud oral?

La boca es el espejo de tu salud. Esta frase refleja la importancia que recae en la prevención de la caries y la enfermedad periodontal para mejorar nuestra salud oral. La enfermedad periodontal es la patología más prevalente en el ser humano. En la última encuesta sobe Salud Oral en España se determina que entre el 85-94% de la población española mayor de 35 años presenta algún problema relacionado con las encías. En concreto, la causa principal de la periodontitis es la placa bacteriana (acumulo de bacterias en la cavidad oral), al no tener una correcta higiene se convierte en sarro que se deposita en los dientes y por debajo de la encía provocando la pérdida de hueso alrededor de los dientes.

En la actualidad, la enfermedad periodontal es muy común, por lo tanto, es prioritario tratar este tema ya que esta enfermedad no afecta únicamente a los dientes y resto de tejidos, sino que también tiene repercusiones en otras partes del cuerpo. La importancia de evitar padecer esta enfermedad recae en todo tipo de técnicas de prevención, siendo la rutina de higiene oral una de las alternativas más recomendables y eficaces.

Enfermedades Periodontales – Consecuencias de la periodontitis

La periodontitis es una enfermedad periodontal grave e irreversible que se ha producido después del desarrollo de una gingivitis (inflamación de las encías por acumulo de bacterias y restos alimentarios), provocando una inflamación y pérdida de inserción de todos los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes. De esta manera, es imprescindible un tratamiento durante la fase inicial de esta enfermedad.

La principal consecuencia de no tratar esta enfermedad es la pérdida del diente, debido a esta pérdida de los tejidos que sostienen el diente como lo son el ligamento periodontal, la encía y el hueso de soporte. Este hecho afectará en la estética y en la funcionalidad oral del paciente, que posteriormente requerirá de tratamientos restauradores orales (prótesis) para poder mantener una correcta funcionalidad de la boca para poder comer, deglutir, hablar etc.

Además de la pérdida del diente se desencadenan otras consecuencias negativas a nivel oral:

  • Sangrado de las encías.
  • Movilidad dental.
  • Halitosis (olor desagradable del aliento) de forma permanente.
  • Dolor en la zona afectada.
  • Pérdida dentaria.
  • Retracción de la encía.
  • Dificultades para masticar los alimentos.
  • Encías que duelen y presentan inflamación.
  • Sensibilidad en las encías.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, esta patología tiene efectos negativos tanto en la salud oral como en la salud general de la persona que la padece. El aumento de la presencia de bacterias en la zona de la encía de los dientes hace posible que lleguen al resto de zonas del cuerpo a través del torrente sanguíneo. Esta situación podría provocar una mayor posibilidad de sufrir enfermedades de carácter cardiovascular entre otras.

Después de conocer la amplia variedad de consecuencias negativas de la enfermedad periodontal, es imprescindible hacer hincapié en la prevención de esta patología, siendo la higiene oral diaria y las visitas regulares al dentista las opciones más recomendables y de mayor importancia a la hora de evitar la aparición y el progreso de esta enfermedad.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies