Go to Top

Causas de la sensibilidad dental

Causas de la sensibilidad dental

Es muy frecuente, escuchar decir a muchas personas, que sufren de sensibilidad dental. En la mayoría de los casos, existe una sensación de dolor dental generalizo al momento de consumir alimentos o bebidas frías.

Por lo general, esta sensibilidad dental se genera por un deterioro del esmalte ubicado a nivel del cuello del diente. En otras ocasiones, menos frecuentes, el desgaste existe en otras zonas del diente, tales como el área masticatoria o la cara interna de los dientes anteriores.

¿Sufres sensibilidad dental?

La ubicación del desgaste y los hábitos del paciente, son los que determinarán la posible causa de la sensibilidad dental.

Para poder determinar el origen del problema, el dentista especialista debe realizar un estudio minucioso de la zona e indagar en los hábitos del paciente. Una vez determinado el origen, se podrá proceder a recomendar, el protocolo de tratamiento a seguir, para controlar la sensación de sensibilidad dental.

Causas de la sensibilidad dental

Veamos algunas causas por las que podemos tener dientes sensibles.

1. Consumo habitual de cítricos
La causa más común y al mismo tiempo más desconocida por la mayoría de las personas, es el consumo de alimentos o bebidas ácidas.
Existe una condición denominada erosión química del esmalte, que no es más que el desgaste patológico de la estructura dental, derivada del consumo de productos con un pH muy ácido. El consumo diario de productos tan comunes como naranjas, limones, vinos, entre otros; es un enemigo letal para la conservación del esmalte a largo plazo.
En el caso del desgaste dental producido por un proceso de erosión química, se observará en los dientes un desgaste en forma de cáliz o lo que es igual, concavidades que no se acoplan con la estructura dental opuesta.

2. Onicofagia
El hábito de morderse las uñas, también puede generar sensibilidad dental localizada en los dientes que se utilizan comúnmente para morder la uña. En este caso el desgaste producido coincide perfectamente con el diente opuesto.

3. Bruxismo
El hábito de apretar los dientes genera 2 tipos de desgaste. El típico desgaste de la zona masticatoria, que cuando se torna muy severo, puede generar sensibilidad por la exposición de los nervios dentales y un desgaste que pasa más desapercibido a nivel del cuello de los dientes, que se denomina abfracción.

4. Cepillado incorrecto
Es la causa menos común pero más atribuida a la sensibilidad dental. Si los dientes son cepillados con mucha fuerza y con movimientos incorrectos, a largo plazo puede generarse un desgaste dental que resulte en sensibilidad dental al frio o al propio cepillado dental.

5. Reflujo gastroesofágico
La acidez que se genera por esta condición repercute en la boca y en los dientes. Una de las consecuencias, es el desgaste de las caras internas de los dientes anteriores, que cuando alcanza un estadio muy avanzado, también genera sensibilidad dental.

6. Bulimia y anorexia
El hábito de vomitar diariamente, también es muy dañino para el esmalte y el desgaste que se genera es similar al de los pacientes con reflujo gastroesofágico, solo que el daño se produce mucho más rápido.

Cualquier hábito o circunstancia que derive en el deterioro del esmalte y su consecuente desgaste, producirá una sensación de sensibilidad dental.

Tratamiento del desgaste dental

Para el correcto tratamiento, será preciso controlar la causa. Será necesario disminuir el consumo de alimentos ácidos, suspender los hábitos dañinos para el esmalte tales como morderse las uñas o el cepillado dental incorrecto, etc

Una vez controlado el origen del problema, se procederá a la rehabilitación del esmalte desgastado, bien sea con la aplicación de restauraciones de composite o en los casos de desgaste dental más severo, con la instalación de incrustaciones y carillas dentales de composite o de porcelana.

En el caso de los pacientes bruxistas, para el control del hábito del apretamiento dental, se debe utilizar una férula de descarga, que cuando hace falta la rehabilitación del esmalte, se colocará una vez que los dientes hayan sido rehabilitados.

Si el origen del problema no es controlado de la forma correcta, el desgaste puede volver a producirse y la sensibilidad dental puede volver, por eso es recomendable tratarse con un especialista en el área que sepa reconocer el problema de base y recomiende el protocolo de tratamiento ideal para cada caso.

 
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>