Causas del mal sabor de boca. ¿Hay soluciones?

Un sabor desagradable en la boca puede representar el indicio de alguna de alguna enfermedad que da lugar al deterioro del sentido del gusto. Existen diferentes razones responsables de dar lugar a un mal sabor oral.  

Normalmente, existe solución a esta patología oral evaluada por parte de un odontólogo especialista. Clínicamente esta patología oral se denomina disgeusia, que hace referencia a la alteración del gusto o mal sabor oral.  

Entre las posibles causas del mal sabor oral encontramos enfermedades sistémicas como la inflamación del sistema nervioso, un resfriado, gripe, patologías gastrointestinales. U otras patologías como el cáncer, el hiperparatiroidismo, la diabetes, entre muchas otras.  

También puede originar el mal sabor de boca las deficiencias nutricionales como la falta de zinc y vitamina B12 o una dieta pobre. Las infecciones bacterianas o fúngicas también dar lugar a un mal sabor de boca. 

Durante el embarazo también se puede experimentar a un sabor amargo. Este hecho es debido a los altos niveles de la hormona del estrógeno en el cuerpo. Asimismo, el aumento de la sensación de náuseas es muy común y también puede sumarse a las causas de mal sabor oral.  

El reflujo ácido también da lugar a mal aliento y mal sabor oral, como también, el consumo de ciertos medicamentos para el tratamiento de la diabetes, de cáncer etc. 

Se ha visto que algunos procedimientos quirúrgicos también pueden deteriorar el sentido del gusto oral. La cirugía de alguna estructura orofacial como el paladar, la cirugía de oído, amigdalectomía, entre otros, puede dar lugar al mal sabor oral. 

Uno de los principales factores orales que provocan mal sabor es la higiene oral deficiente, que suele ir acompañada de mal aliento, clínicamente conocido como halitosis. Las bacterias orales liberan gases al realizar su metabolismo, condición que da lugar a mal sabor oral.  

El acúmulo de placa bacteriana y cálculo, es decir, conjunto de bacterias orales y restos de comida, puede originar enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis. Las personas con enfermedad periodontal, tiene mayor acúmulo de bacterias que por su metabolismo generan un olor desagradable acompañado de mal sabor.  

En estas situaciones, las bacterias atacan a los dientes y empiezan a generar patologías como la caries dental. Una vez las bacterias empiezan a desmineralizar el tejido dentario puede llegar a producirse algún absceso de pus, o bien, empiezan a sangrar las encías. Estas condiciones orales pueden condicionar al sentido del gusto y desencadenar mal sabor oral. Asimismo, la proliferación de hongos como el Cándida Albicans, puede causar mal olor.  

Cómo solucionar el mal sabor oral

El mal sabor oral podemos remediarlo mediante diferentes alternativas. Primeramente, es importante consultar con nuestro dentista de confianza para que nos indique unas correctas instrucciones de higiene oral. Entre ellas, se incluye realizar un buen cepillado dental después de cada ingesta, mínimo dos veces al día, y complementarlo con el uso del hilo de seda y enjuagues con colutorios orales.  

El tratamiento de las patologías sinusales u otras enfermedades respiratorias puede dar solución al mal sabor oral. En el caso de la causa por medicamentos, si es muy desagradable, se debe acudir al médico para valorar la sustitución por otro medicamento. Es muy recomendable también, reducir el consumo de grasas y llevar a cabo una dieta saludable y variada.  

En definitiva, es muy recomendable llevar a cabo un buen cuidado de nuestra higiene oral para poder favorecer nuestra salud oral y general, como también, disminuir ciertos síntomas como el mal sabor oral.  

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies