Go to Top

Consejos después del blanqueamiento dental

Consejos después del blanqueamiento dental

Un blanqueamiento dental es un tratamiento de estética que permite el aclaramiento de los dientes de forma temporal. Esta temporalidad está determinada por los hábitos del paciente. Hábitos que influirán tanto en los resultados que se obtienen a la hora de realizar el procedimiento de blanqueamiento dental, como en el tiempo de duración de los resultados obtenidos.

Influencia de los hábitos del paciente en los resultados del blanqueamiento dental

El efecto del agente blanqueador se puede ver frenado por los hábitos diarios del paciente. Por ello cuando un paciente decide realizar un blanqueamiento dental, entonces el odontólogo especialista en estética dental que supervisa este tratamiento, le recomienda suspender temporalmente cualquier hábito que pueda afectar negativamente el éxito del procedimiento de blanqueamiento.

Entre los hábitos más comunes que se recomiendan suspender se encuentran:

  • El uso del cigarrillo
  • Las bebidas que tiñan los dientes, tales como café, té, coca cola, vino tinto, entre otros.
  • También se recomienda suspender cualquier alimento que pueda producir tinciones tales como frutos del bosque o verduras tales como la remolacha entre otras.

Influencia de los hábitos del paciente en la duración del blanqueamiento dental

Está demostrado que el promedio de duración del blanqueamiento dental en un paciente sin hábitos de tinción, es de unos dos años aproximadamente. Cuando un paciente tiene alguno de los hábitos enumerado anteriormente, entonces este promedio de tiempo se reduce y cuantos más hábitos tenga dicho paciente, menor será la duración del efecto del agente blanqueador.

No cabe duda que dejar hábitos de vida para el mantenimiento del resultado obtenido tras un blanqueamiento dental es una recomendación prácticamente imposible de alcanzar. Sin embargo, si recomendamos que los hábitos sean suspendidos totalmente durante la ejecución del procedimiento. De este modo el resultado obtenido será el máximo y las posibilidades de durabilidad del efecto blanqueamiento serán mucho mayores.

Cuando el paciente tiene muchos hábitos que pigmentan los dientes, entonces recomendamos realizar limpiezas dentales periódicas, generalmente cada 6 meses, para eliminar las tinciones superficiales que oscurezcan el diente, aunque en realidad este aún esté blanco gracias al tratamiento de blanqueamiento dental.

Por otra parte, recomendamos a los pacientes  que guarden el kit de blanqueamiento entregado por su dentista tratante, es decir, las férulas de blanqueamiento y el agente blanqueador, si algo les ha sobrado, para realizar refuerzos del blanqueamiento una vez por año.

Este refuerzo debe hacerse tras una limpieza dental en la clínica, para que el agente blanqueador pueda penetrar correctamente a través de la superficie del esmalte. De lo contrario, si los dientes están cubiertos por placa bacteriana, entonces el efecto obtenido será deficiente y el refuerzo anual no tendrá muy buenos resultados.

Para realizar este refuerzo el paciente solo suele requerir una semana de tratamiento. Si por casualidad ya no cuenta con suficiente agente blanqueador, entonces puede acudir a su clínica dental para comprarlo, ya que las jeringas de blanqueamiento también se venden por separado y de forma individual.

Es importante que este procedimiento siempre sea llevado a cabo bajo la supervisión de un dentista especializado en blanqueamientos dentales. De esta manera se podrán controlar factores tales como la sensibilidad transitoria generada durante el procedimiento o cualquier efecto que se pueda producir en los tejidos orales por el mal uso del agente blanqueador.

El blanqueamiento dental es una manera sencilla, económica y muy rápida para obtener un rejuvenecimiento de la sonrisa. Además este tratamiento, aporta brillo a la cara de los pacientes que lo realizan y aunque su efecto no es indefinido, es un tratamiento dental que bien merece la pena realizar, ya que siempre producirá una mejora en la sonrisa de quien lo realiza.

Efectos negativos del blanqueamiento dental

Existe el mito de que el blanqueamiento dental puede causar daños en el esmalte dental o desgastar los dientes. Está científicamente demostrado, que este tratamiento no produce ningún daño irreversible en la dentadura. El único efecto que produce el procedimiento, es que en algunas personas, se da una sensibilidad transitoria que desaparecerá totalmente una vez acabado el procedimiento.

Cuando el paciente sufre de esta sensibilidad se le indica la suspensión de cualquier alimento ácido y se le aplican productos que ayuden a contrarrestar esta sensibilidad, para que pueda realizar el procedimiento lo más cómodamente posible.

Alternativas de tratamiento para blanquear los dientes definitivamente

Si con el tiempo el paciente desea obtener un blanqueamiento de sus dientes indefinido, entonces podrá realizar el tratamiento de estética dental de carillas o microcarillas de porcelana. Con este tratamiento, el aclaramiento del color de los dientes permanecerá igual aunque pasen muchos años. Para saber si se es candidato para este tratamiento, se debe visitar a una clínica dental especializada en estética dental y allí el dentista especialista, valorará el caso y determinará cual es la solución más adecuada, según la edad y las características de la sonrisa de cada paciente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>