¿Cuáles son las funciones de la lengua?

La lengua es un órgano muscular membranoso situado en el interior de la boca que contiene funciones muy importantes.

La parte frontal de la lengua permanece horizontal a la parte inferior de la boca; la parte de atrás se encuentra curvada verticalmente, formando la pared anterior de la faringe. La raíz de la lengua está unida en el diafragma oral por varios músculos al hueso hioides y a la mandíbula. Sus partes se dividen en la cara superior, la cara inferior, los bordes linguales, la base de la lengua y la punta lingual.

El dorso o superficie superior, contiene un gran número de diminutas proyecciones, estrechas y altas, conocidas por el las papilas gustativas, está recubierta por la mucosa que constituye el sistema bucal y realiza nombre de papilas filiformes. Otras son más amplias y poco elevadas que son las papilas fungiformes. Más atrás, hacia la garganta aparecen unas papilas mucho más grandes conocidas como caliciformes o papilas circunvaladas. En el dorso de la lengua también se encuentran las papilas gustativas, receptores sensibles a ciertos químicos.

Funciones principales de la lengua

  • Percepción del gusto por parte de las glándulas gustativas, encargadas de enviar esta información al cerebro para asegurarse del origen de la comida ingerida. Probablemente, puede parecer que la sensación del sabor no es algo más que convertir la comida en un placer, pero la realidad es que este acto es un mecanismo de defensa para no ingerir substancias nocivas o dañinas al cuerpo.
  • Sensibilidad de la lengua, extremadamente fina en percepciones táctiles.
  • Interviene en la masticación las rugosidades del dorso de la lengua junto con el paladar completan la trituración de alimentos.
  • Interviene en la deglución de alimentos. Permite que la comida sea movida dentro de la boca para ser colocada en una posición dónde sea más fácil ser descompuesta por los molares. Cuando el contenido de la boca está listo para ser deglutido, la lengua forma una bola, conocida como bolo alimenticio, y lo dirige hacia la faringe, al comienzo de la deglución.
  • Interviene en la succión y en la fonación (facilitando la articulación de las palabras). La lengua asume diferentes posiciones dentro de la boca, alterando la forma en la que pasa el aire y creando sonidos diferentes con la ayuda de las cuerdas vocales.
  • Vía de absorción. La lengua tiene capacidad filtrativa facilitado por el sistema venoso.
  • Interviene en la función del aparato protector linfoide agrupado en la lengua y las amígdalas, conocido como el anillo linfático de Waldeyer. Las formaciones linfáticas tienen dos funciones de defensa, por medio de la acción y la producción de anticuerpos.

Así pues, la lengua constituye un órgano vital para la gran mayoría de funciones que cumple nuestra boca. Al igual que el resto de sistemas de la boca debe ser cuidada para no sufrir patologías.

Algunas de las más importantes son las alteraciones congénitas y del desarrollo, la hipertrofia papilar, la pseudopatología lingual y otras alteraciones como lesiones infecciosas, alteraciones traumáticas entre muchos otros.

Para ello, es importante acudir al dentista para revisiones periódicas y diagnosticar a tiempo posibles patologías orales.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies