Go to Top

¿Cuándo es necesaria la ortodoncia?

La ortodoncia dentro de la odontología se encarga de corregir las malposiciones dentales, o solucionar el apiñamiento de los dientes, se puede corregir el desplazamiento de uno de los dos maxilares, entre otros casos. La ortodoncia es necesaria cuando existen:

  • Anomalías en el crecimiento de los maxilares y en la posición de los dientes por diferentes causas como, por ejemplo, la falta de espacio o como consecuencia de malos hábitos como la retirada tardía del chupete o los niños que se chupan el dedo.
  • Problemas de articulación temporomandíbular (ATM).
  • Queremos conseguir una correcta posición de los dientes como parte de otros tratamientos odontológicos, como por ejemplo tratamientos periodontales o protésicos.

Gracias a la ortodoncia podemos:

  • Evitar las caries y las enfermedades periodontales, ya que algunas de estas alteraciones dentales pueden impedir una correcta limpieza dental.
  • Prevenir la pérdida precoz de piezas dentales.
  • Eliminar la tensión que las malposiciones pueden generar sobre los músculos de la masticación y que son susceptibles de causar problemas en la articulación temporomandibular.
  • Corregir los problemas de estética facial.
  • Desarrollar la función de la masticación de una forma eficaz y correcta.

¿Qué tipos de tratamiento hay?

Existen diferentes tipos de tratamiento, según el problema que se tenga que corregir y la edad del paciente:

  • El tratamiento preventivo: consiste en la eliminación de los hábitos deformantes infantiles, se lleva a cabo durante la dentición temporal (de 3 a 6 años).
  • El tratamiento interceptivo: su objetivo es el de facilitar la salida normal de los dientes definitivos y a mejorar el tamaño y la posición de los huesos maxilares, generalmente se inicia en la dentición mixta (de 7 a 11 años).
  • El tratamiento correctivo: este tratamiento está indicado cuando ya han salido los dientes definitivos (de 12 a 15 años).

Tipos de aparatos de ortodoncia

Hoy en día existen muchos tipos de aparatos de ortodoncia, pero vamos a diferenciar entre los aparatos fijos y los aparatos removibles:

  • Aparatos fijos: constan de elementos que se fijan a cada diente mediante bandas o brackets y se unen entre sí con arcos finos metálicos. Entre ellos tenemos la ortodoncia convencional o tradicional, los brackets linguales o los estéticos.
  • Aparatos removibles: este tipo de aparatos son aquellos que se pueden quitar y poner, tienen como ventaja que pueden retirarse para tener una adecuada higiene oral y a la hora de comer. Dentro de este tipo de aparatología tenemos los que sirven para corregir defectos óseos, se utilizan en la ortopedia de los maxilares. Este tipo de aparatología están hechos de resina con una serie de ganchos metálicos que se colocan en los molares, y aprovechan el crecimiento del niño. Por otro lado, tenemos el sistema Invisalign, es una técnica actual que dispone de retenedores removibles transparentes con los que se pueden corregir todo tipo de problemas.

Para saber qué tipo de aparatología necesita cada paciente y si es necesario el tratamiento de ortodoncia es necesario realizar un estudio de cada caso, realizando unos moldes de la boca del paciente, realizando radiografías y fotografías de la cara del paciente para evaluar todos los parámetros necesarios detalladamente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>