Go to Top

Cuando es recomendable el uso de brackets

Cuando es recomendable el uso de brackets

En los casos en que el especialista en ortodoncia ha detectado que los dientes no se encuentran alineados correctamente o que están, como dicen comúnmente los pacientes que acuden al ortodoncista, “amontonados”, por lo general se recomendará el uso de brackets.

El uso de brackets para dientes desalineados o apiñados

Se trata de uno de los tratamientos más comunes que se utilizan para corregir dientes “torcidos y/o amontonados”, que además de la alineación dental, permitirá lograr una correcta posición de la mandíbula con respecto al maxilar superior.

Cuando el odontólogo general detecta este tipo de anomalías, suele remitir al paciente a un ortodontista, a fin de que este, determine si los brackets son la opción ideal para el caso.

Generalidades sobre los brackets

Los brackets son dispositivos que se cementan sobre los dientes, para sujetar a los alambres que ejercerán la presión necesaria, para realizar los movimientos de alineación dental.

En un tratamiento de ortodoncia, además de los propios brackets y alambres, hay que añadir bandas, ligaduras y/o abrazaderas (soportes), que se usan para mantener todos los elementos en el lugar correcto.

Por lo general, los brackets deben ser ajustados mensualmente por un ortodoncista.

En la actualidad los pacientes adultos prefieren evitar el uso de brackets, por las limitaciones estéticas que estos pueden representar. Sin embargo, se han desarrollado diferentes tipos de brackets, cuyo aspecto puede pasar totalmente desapercibido.

Tipos de brackets

  • Brackets de metal
  • Brackets de Porcelana
  • Brackets de zafiro
  • Brackets linguales

El clásico bracket de metal es muy evidente a la vista, pero tanto los brackets de porcelana, como los brackets de zafiro, son muy estéticos porque se confunden con el diente, siendo los brackets de zafiro, por su aspecto transparente, aún más estéticos que los brackets de porcelana.

En el caso de los brackets linguales o la llamada ortodoncia lingual, tienen la ventaja de que están totalmente ocultos, pero a su vez tienen la desventaja de que suelen ser muy incomodos para cerrar la boca correctamente y para la legua, que los rozará constantemente.

Tiempo de duración del tratamiento mediante el uso de brackets

El tiempo durante el cual será necesario llevar los brackets es bastante relativo y depende del grado de maloclusión de cada paciente. Inicialmente se determina un tiempo aproximado de duración del tratamiento, pero será el especialista, tras valorar la evolución del caso, quien determinará cuando es el momento oportuno para retirarlos.

Algunos casos evolucionan de tal manera que requieren sólo de algunos meses, para que los dientes queden alineados correctamente. En otras ocasiones, se requerirá de años para obtener el resultado ideal. En los casos de larga duración, la colaboración del paciente es clave para el éxito del tratamiento.

Síntomas del tratamiento con brackets

Tras la instalación de los brackets, la boca del paciente estará adolorida por dos o tres días, siendo este el período de mayor dolor de todo el tratamiento.

Masticar alimentos duros en estos días iniciales, puede resultar doloroso. Por ello, se recomienda el consumo de alimentos blandos, durante este corto periodo de tiempo. En ciertos casos extremos, incluso, se recomienda sólo la ingesta de líquidos durante estos dos o tres primeros días.

Cuando se realiza el ajuste mensual, en algunos casos, ocurre una situación similar, por lo que el paciente debe estar consciente que podrá sentir un cierto grado de dolor y puede tener la necesidad de ajustar su dieta habitual, 2 o 3 días al mes.

Para controlar el dolor, se puede recurrir al uso de medicación analgésica, siempre supervisada por el especialista tratante.

Otro dolor que se puede generar, es producido por el roce de los alambres o de los brackets con los tejidos blandos adyacentes. Tal es el caso de los labios, la lengua, las encías y la parte interna de las mejillas, cuya irritación puede llegar al extremo de dificultar el sólo hecho de hablar. Para controlar estos roces, existen unas ceras que serán aplicadas sobre el elemento que cause la irritación, generando una barrera protectora entre el dispositivo y el tejido afectado.

Cuidados necesarios durante  tratamiento con brackets dentales

Una buena higiene dental es indispensable.

Los brackets son elementos retentivos para los alimentos y para la placa bacteriana. Si el paciente no cuida mucho la higiene después de cada comida, el tratamiento deberá ser suspendido, ya que una mala higiene, traerá consecuencias irreversibles a la dentadura, que son mucho peores que una mala alineación dental.

El paciente debe concientizar que la higiene dental durante el tratamiento, debe ser mayor que la higiene dental para una persona que no tiene brackets sobre sus dientes.

Alineación dental tras el tratamiento de ortodoncia

Es tan importante la retención postortodoncia como el tratamiento en sí. El uso de aparatos retenedores tras retirar los brackets, asegurará que el resultado obtenido se perpetúe en el tiempo. De lo contrario, la mala alineación dental volverá.

 
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>