Go to Top

El estrés causa mayor del desgaste dental o bruxismo

Estrés desgaste dental y Bruxismo

Una de las consecuencias que tiene el estrés en tus dientes es el bruxismo,es el hábito de apretar o rechinar los dientes que se realiza inconscientemente, consiste en una parafunción mandibular que se realiza de manera continua, los pacientes con bruxismo pueden padecerlo tanto durante el día como por la noche, pero sobre todo durante la noche es el momento en el que liberamos el estrés de forma inconsciente. El bruxismo supone que los dientes soporten más carga, se desgasten fisuren e incluso se lleguen a fracturar los dientes. Para solucionarlo, existen férulas de descarga, tratamientos de ortodoncia, practicar deporte o incluso el yoga facial (tendencia que se está poniendo muy de moda).

Existen dos tipos de bruxismo; el bruxismo céntrico cuando se aprietan los dientes y el bruxismo excéntrico, cuando se rechinan los dientes. El bruxismo puede estar causado por diferentes patologías, siendo las más comunes el stress o la ansiedad.

¿Qué podemos hacer para evitar el estrés y el desgaste?

El reposo de la musculatura y la articulación permitirá la curación:

  • Una dieta blanda permitirá a la articulación y a los músculos recuperarse antes y curarse.
  • No masticar chicle, ya que esto irrita la articulación y fatiga de los músculos.
  • Relaja los músculos faciales.
  • Bostezar contra resistencia protege la articulación y evita quedarse con la boca abierta bloqueada sin poder cerrar.
  • Evitar abrir mucho la boca para morder: no comas manzanas a mordiscos ni bocadillos gruesos, córtalo en trocitos pequeños y así introdúcelos en la boca.
  • No te muerdas las uñas.
  • No muerdas lápices ni bolígrafos.
  • Evitar morder las mejillas, labios y evitar igualmente los hábitos de la lengua.

 

Vigila constantemente adoptar buenas posturas:

  • Ten precaución al sentarte (para trabajar, estudiar y ver la televisión): La espalda bien pegada al respaldo de la silla, evitar las posiciones avanzadas de la cabeza, camina erguido.
  • Duerme boca arriba, con una buena almohada que soporte bien el cuello y los hombros, no duermas boca abajo. Duerme 7 u 8 horas seguidas cada día.
  • Haz los ejercicios para ejercitar la musculación facial, abrir y cerrar contra la resistencia de los dedos.
  • No sujetes el teléfono con el mentón.
  • Respiración 6-6-6: inspiras durante 6 segundos, aguantamos 6 segundos la respiración y espiramos durante 6 segundos.
  • Haz gimnasia al menos 3 veces por semana (natación, Tai-Chi, Yoga).

 

Evita el stress:

  • Evita el té, café, coca-cola y chocolate. Disminuye el consumo de alcohol.
  • Evita situaciones estresantes; en caso que no puedas eludirlas, sublimarlas o transformarlas.
  • Quiérete: masajes, pequeños placeres, tómate unas vacaciones, ríe. La felicidad es el mejor antiestresante.

 

Existen remedios caseros como:

  • El calor húmedo durante 20 minutos, promueve la curación de los músculos y su relajación.
  • En caso de dolor muy intenso que no calme con calor húmedo, se debe intercalar calor húmedo con hielo (alternar hielo y calor, 5 segundos calor, 5 segundos hielo, repetir 5 veces para alivio del dolor).

 

Por último, utiliza la férula de descarga, se trata de un dispositivo de resina acrílica transparente, dura, hecha a medida que se colocan en la arcada superior o inferior (según las características de cada paciente), que sirve para reducir la hiperactividad muscular, cuando hay pacientes con trastornos musculares (miositis, dolor miofascial) con trastornos articulares inflamatorios (capsilutis/sinovisitis, retrodiscitis) o en pacientes con rehabilitaciones soportadas por implantes o por muchos dientes.

Esta férula se realiza a medida en la consulta dental y tiene que ser adaptada por el dentista para que pueda realizar un buen diagnóstico y una valoración sobre la patología que padezca el paciente; esta patología puede ir acompañada por el hábito del bruxismo (habito de apretar o rechinar los dientes) y crear sobrecargas musculares. Con la férula se previenen futuros desgastes y roturas dentales y se tratan las diferentes patologías que sufre el paciente, como los trastornos temporomandibulares y las contracturas y los dolores musculares de la cabeza.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>