Go to Top

El estrés y la salud dental

El estrés y la salud dental

Actualmente vivimos en una sociedad con mucho movimiento diario, nos hemos acostumbrado a salir de casa por la mañana temprano para irnos a trabajar y la mayoría de las veces pasamos el día fuera de casa. Comemos o bien de menú en algún restaurante o de tupper, y sin ser conscientes de ello, esto nos pasa factura.

Cómo afecta el estrés en nuestros dientes y boca

El estrés que sufre gran parte de la población simplemente por el ritmo de la vida diaria y cotidiana, también puede afectar a nuestra salud bucodental.

Bruxismo

Uno de los principales problemas que produce el estrés sobre la salud bucodental es el bruxismo o apretamiento dental. Este apretamiento no solo afecta a los dientes, sino que también es capaz de producir daños a nivel de la ATM es decir, la articulación que se encarga de la apertura y cierre de la boca. Trayendo como consecuencia, afección de los músculos masticatorios e inclusive en algunos casos, produciendo dolores de cabeza, cuello y espalda.

Cuando una persona es apretador dental, puede o no rechinar los dientes por la noche. Por ello, hay quienes no tienen idea que sufren de este problema, ya que no hacen ningún tipo de ruido por las noches, ni producen desgaste de sus dientes. Este tipo de pacientes suele ser diagnosticado directamente por sufrir dolores en la ATM, sin que haya ningún signo clínico en su dentadura.

Este dolor puede ser localizado en diferentes partes del cráneo, dolor de oído, dolor de cabeza, dolor facial, dificultad para abrir o cerrar la boca, así como dolor al masticar. Incluso en algunos casos bloqueo de la mandíbula.

Casos comunes que producen estrés y afección dental o de la ATM

Las malas posturas como por ejemplo, mantener la cabeza hacia adelante todo el día, también provocan tensión en los músculos de la cara y el cuello.

Trabajar delante de un ordenador durante muchas horas, estar detrás de un mostrador en atención al cliente o enfrentarse a jornadas de trabajo muy fuertes y estresantes, son algunas de los ejemplos que pueden producir este tipo de problemas.

Comer muchos chicles por largos periodos de tiempo y masticar caramelos, también afecta a la articulación.

Soluciones para el dolor de la ATM

Cuando una persona se encuentra en una fase de dolor agudo, debe evitar la masticación de alimentos duros, siguiendo una dieta blanda. Así se disminuirá la presión generada sobre la ATM y desaparecerá el dolor.

Además de la dieta, es preciso acudir a la clínica dental de confianza para que sea valorado por el especialista que le indicará el tratamiento necesario para el control del dolor y lo más importante, para detectar y controlar la causa del problema.

Estudio del estado de la ATM

El odontólogo además de realizar una revisión de los dientes, valorará la alineación de la mandíbula al abrir y cerrar la boca, palpará los músculos de la masticación para localizar áreas sensibles al dolor y valorará los movimiento mandibulares laterales y hacia adelante con el fin de estudiar si existe algún tipo de desgaste dental que indique que el paciente puede ser apretador.

Si el caso es severo, se indicarán las pruebas de diagnóstico por la imagen necesarias para localizar la causa del problema. Estas pueden ser: radiografía convencional, Tac o resonancia magnética.

Tratamiento para el bruxismo

Por lo general el paciente apretador debe utilizar una férula de descarga.

En los casos agudos se puede aplicar combinación de frio-calor, suaves masajes en la zona afectada, se recomienda evitar la apertura excesiva de la boca y en algunos casos se indica medicación para relajar la musculatura.

Una férula de descarga es un dispositivo hecho de acrílico rígido a medida del paciente. Por lo general se realiza en el maxilar superior.

Para realizar la férula de descarga se toma una medida de los dientes. Con el modelo obtenido y montado en un articulador que simula los movimientos mandibulares del paciente, el protésico le da el volumen o altura necesaria para el caso.

Durante la visita en que el odontólogo entrega la férula al paciente, le enseñará como colocarla y retirarla, además de realizar los ajustes que sean necesarios para su correcta utilización. Una férula que no esté bien ajustada puede provocar daños.

Es importante destacar que la férula debe ser rígida, ya que las férulas blandas suelen empeorar el hábito del apretamiento dental.

La férula se suele utilizar durante la noche y se coloca tras el cepillado dental de los dientes.

La férula de descarga impedirá el desgaste dental y mantendrá a la mandíbula en su posición de reposo correcta, de este modo, los músculos estarán relajados durante toda la noche, que es cuando más se suele producir el apretamiento dental.

En el caso de que con la férula no se obtenga el resultado deseado, se le debe notificar al doctor, así podrá indicar otro tratamiento si fuera necesario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>