Go to Top

Embarazo y el dentista

Hay un miedo infundado sobre el embarazo y el dentista, y es todo lo contrario, se tiene que ir al dentista cuando se está embarazada sobre todo si tienes problemas dentales con tal de evitar que se agraven. Pero siempre hay que avisar a los dentistas y al personal auxiliar para que puedan tomar las medidas necesarias para tener en cuenta el mes de embarazo, la medicación, la anestesia y para la realización de radiografías.

Muchas mujeres embarazadas acuden al dentista para recibir un tratamiento de urgencia, ya sea por una caries, por las muelas del juicio o por una infección que les provoca mucho dolor. Durante el embarazo no está contraindicado recibir tratamiento dental, se pueden realizar tratamientos que no requieran la realización de radiografías de forma obligatoria y en casos de urgencias se pueden utilizar delantales de plomo para realizar las radiografías.

Durante el embarazo se puede anestesiar a las pacientes embarazadas, la anestesia no está contraindicada. El único punto a tener en cuenta es que tiene que ser anestesia son vasoconstrictor. Por este motivo los dentistas empelan mepivacaína o lidocaína en mujeres embarazadas.

El único riesgo que tiene la anestesia empleada en el gabinete dental es durante la fase de lactancia ya que los anestésicos locales se excretan a través de la leche materna. Por lo demás, no debe preocuparte ya que las dosis que se emplean son muy pequeñas y no tienen ningún efecto negativo sobre el desarrollo del bebé.

Hay que tener en cuenta que los peligros se sitúan sobre todo durante el primer trimestre, (en las ocho primeras semanas) ya que existen riesgos de sufrir malformaciones y al final del tercer trimestre por que puede inducirse un parto prematuro. Durante el primer trimestre del embarazo se deben realizar los tratamientos de urgencia, y se tiene que evitar los medicamentos y las radiografías. El segundo trimestre de embarazo es el más seguro para realizar tratamientos dentales, y en este periodo si es necesario realizar radiografías, tendrán que realizarse con el delantal de plomo. Por último, durante el tercer trimestre de embarazo solo se podrán realizar los tratamientos de urgencia, durante los cuales las visitas tendrán que ser cortas y se tendrá que sentar a la paciente en una posición de ligero decúbito lateral. Esta posición se debe a que el útero comprime la vena cava cuando están en una posición de sentado y de decúbito y esto podría favorecer a reacciones de hipotensión.

Es importante que durante el embarazo tengas un buen cuidado de tus dientes y encías, esto incluye que acudas a las revisiones rutinarias y te hagas las limpiezas dentales en la clínica dental. El tratamiento de las caries, los problemas de encías e incluso si es necesario el tratamiento de una endodoncia es recomendable que te los realices ya que son seguros durante el embarazo e incluso son importantes para la salud de la madre y del bebe.

Por otro lado, existen tratamientos como el blanqueamiento dental u otros tratamientos que afectan a la estética dental que es mejor que se realicen una vez haya nacido el bebé. Pero es importante que los tratamientos básicos dentales te los realices para evitar posibles complicaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>