Go to Top

En qué casos debemos acudir de urgencia a un dentista

En qué casos debemos acudir de urgencia a un dentista

No es raro escuchar a los pacientes que nos visitan cada día en nuestra clínica dental, que acuden porque presentan un dolor y a otros que nos comentan, que no habían asistido en muchos años, porque no han sentido dolor alguno.

Cuándo acudir de urgencia a un dentista

Es muy común que muchos de los pacientes acudan al dentista, solo cuando presentan urgencias que requieren de atención inmediata. Aunque esperar a que exista un dolor no es lo recomendable para mantener una boca sana, si es importante acudir de inmediato cuando existe algún síntoma, ya que este síntoma, es un aviso que indica que algo está pasando y que debe ser resuelto cuanto antes.

Aunque un dolor intenso o incluso, soportable, es la causa más frecuente de urgencias dentales, no se trata de la única eventualidad para acudir de urgencia a un dentista.

Causas de urgencias odontológicas

Existen problemas en la boca que nos impiden llevar una vida cotidiana normal, ya sea porque nos impiden hablar, disfrutar de los alimentos, ingerir líquidos o simplemente, relacionarnos con los demás. En situaciones como estas, es preciso acudir de urgencia a un dentista. No son pocos los casos, además, en que ciertos problemas odontológicos, pueden afectar nuestro estado general de salud.

Analicemos, en primer lugar, las urgencias en las encías, en los dientes y en los molares. Cuando aparece un flemón que supura, generando dolor en la zona y en algunos casos, mal sabor de boca; es necesario ir de urgencia al dentista.

Otra eventualidad por la que debemos acudir de urgencia a un dentista, consiste en la presencia de un dolor fuerte y/o una inflamación en las muelas del juicio.

También el sangramiento dental o gingival, es motivo para acudir de urgencia a un dentista. En una boca sana no debe haber sangramiento.

Además del dolor, la alteración de la estética de la sonrisa por algún tipo de traumatismo, también suele ser un motivo de visita de emergencia al dentista.

Cuando una persona sufre un traumatismo que pueda provocar la caída de una pieza dental o la fractura del diente involucrado, debe acudir de inmediato a  la clínica dental; ya que postergar dicha visita, puede marcar importantes diferencias en el pronóstico de supervivencia del diente.

Además, deberemos ir de inmediato al dentista si hay una posible fractura de mandíbula, si se nos incrustan objetos entre los dientes o por mordeduras traumáticas en la lengua o los labios.

En algunos casos, será necesario acudir de urgencia a un dentista cuando exista cualquier tipo de dificultad al tragar, dado que esta circunstancia, puede ser consecuencia de un problema dental, así se piense lo contrario.

Igualmente será necesario, cuando exista un dolor extremo en los maxilares o en los oídos. En este último caso, el dolor puede tener su origen en patologías derivadas de la boca y no en el oído mismo.

Urgencias relacionadas con aparatos o dispositivos intraorales

Existen urgencias derivadas de la ruptura de una prótesis dental removible, que además de fracturarse por la mitad o en un trozo, puede deberse a la rotura de uno o varios dientes de dicha prótesis. También cuando se aflojan o se caen los tornillos que sujetan una prótesis fija sobre implantes.

Los pacientes que están siendo sometidos a tratamiento de ortodoncia, también suelen tener urgencias odontológicas, bien sea por el desprendimiento de un bracket dental o por el desajuste del alambre de ortodoncia que suele generar dolor, ya que lesiona mucho la zona en donde produce roce.

Medidas paliativas antes de acudir de urgencia al dentista 

Si existe sangramiento, se recomienda cepillar muy bien la zona, utilizar el hilo dental y aplicar enjuagues bucales para bajar la posible inflamación responsable del problema. Es importante mantener muy limpia el área afectada.

En caso de inflamación extraoral, la combinación de compresas frías con compresas tibias, alternadas entre si y no más de 15 min durante cada aplicación, al igual que el uso de medicamentos analgésicos – antiinflamatorios; puede ser de utilidad mientras llega el momento de ser visitado por el especialista.

En lo que respecta a las urgencias ortodóncicas, antes de acudir de urgencia al dentista, será necesario cubrir el extremo del alambre con cera de ortodoncia para evitar una lesión mayor. En caso de no contar con cera de ortodoncia, el alambre puede ser cubierto con una bolita de algodón.

Si a un aparato se le rompe una sección o si el aparato mismo se desprende, se debe llevar el aparato o la sección desprendida a la clínica dental. Recomendamos nunca tirarlos a la basura, en la mayoría de los casos son de utilidad.

A pesar de todo esto, recomendamos acudir periódicamente al dentista para evitar que situaciones dolorosas o peligrosas para la salud, sean el motivo que les haga acudir a la clínica dental.

 
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>