¿Es necesario extraer las muelas del juicio?

1119Las muelas del juicio son las últimas muelas ubicadas tanto en el maxilar superior como en el maxilar inferior. Las muelas del juicio, también denominadas cordales, son los terceros molares y se trata de cuatro molares en total, una en cada cuadrante de la boca. El nombre de muelas del juicio hace alusión al hecho de que suelen erupcionar (salir en boca) alrededor de los 20 años de edad, se dice cuando la persona ya es “juiciosa” o ha desarrollado un mayor “juicio” aunque no se trata de una norma ya que en ocasiones puede ser que aparezcan antes o que incluso no lleguen a erupcionar y en algunos casos puede que se dé otra situación que salga una o dos, no es necesario que salgan las cuatro a la vez.

Desde que se da el proceso de erupción de estas muelas es frecuente que afecten a otras piezas dentales produciendo movimientos indeseados de estas.

¿En qué casos es necesario proceder a la extracción de las muelas del juicio?

El principal motivo para realizar la extracción es cuando no han erupcionado de manera correcta porque a consecuencia de esta mala localización generarán diferentes problemas en la cavidad oral, llegando a afectar a otras piezas dentales sanas.

Al estar ubicadas al final de la arcada, es un lugar de difícil acceso para la higiene oral por lo que favorece la aparición y proliferación de microoorganismos y bacterias desencadenando infecciones y por esto se dará una inflamación del tejido blando y se dará un alto riesgo de que aparezcan caries, además de dolor.

Cuando se da una infección, no hay alternativa, el tratamiento de elección será la extracción.

Otro motivo para proceder a la extracción de estas, es cuando la posición de las demás piezas dentales se ve condicionada, puede llegar a producir el desplazamiento de las demás piezas dentales, al producir una nueva ubicación para las demás piezas dentales también puede darse caries.

Cuando la erupción de las muelas del juicio es de forma adecuada y cuentan con el suficiente espacio para hacerlo no se da una sintomatología extra a las ligeras molestias comunes: inflamación y/o dolor del tejido blando. Pero cuando no disponen de este espacio para salir en boca, se suele dar otro tipo de síntomas mucho más molestos para el paciente:

  • Dolor de tipo severo o muy severo en la zona donde debe erupcionar el molar en cuestión.
  • Se dará un endurecimiento del maxilar en esta área.
  • Enrojecimiento e inflamación de la zona, de tipo moderado a severo.
  • En ciertas ocasiones, sí los molares crecen de forma torcida o si están casando mucho daño en tejido blando durante su erupción se darán infecciones en el área involucrada o en área ósea que deberán ser tratadas por el cirujano en cualquiera de los casos.

Si se presenta dolor o molestias a nivel de las muelas del juicio lo más recomendable será acudir al odontólogo. El especialista, realizará una inspección de las encías además de un examen radiográfico para constatar el crecimiento de estas muelas y poder valorar el espacio disponible, en la arcada para su erupción.

En el caso de que el espacio disponible sea insuficiente y estas erupcionen de manera torcida deberán ser extirpadas por el especialista cirujano odontólogo con una pequeña intervención, aunque es algo muy condicionado por la posición de estas, lo mejor es que sea cual sea la posición es llevar a cabo el tratamiento lo antes posible, a fin de evitar problemas mayores,  futuras patologías en la cavidad oral o riesgos innecesarios, y la mejor manera es realizar controles frecuentes.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies