Pedir hora

 

Fases de una limpieza dental

Fases de una limpieza dental

Según las necesidades del paciente la limpieza dental suele estar basada en la higiene diaria que este realiza en casa, acompañada por la higiene periódica que realiza el dentista en la clínica dental.

Si el paciente acostumbra a tener buenos hábitos de limpieza en casa, se recomienda que la limpieza en la clínica dental se realice cada año, o cada 6 meses si el paciente tiene tendencia a la acumulación de sarro dental.

Si el paciente no acostumbra a llevar a cabo la higiene dental diaria recomendada, entonces seguramente presentará problemas periodontales, es decir problemas de encía y/o hueso y por lo tanto, deberá ser tratado de una forma más especializada por el periodoncista (dentista especialista en encías) en la clínica dental.

Fases de la limpieza dental según el tipo de paciente

  1. El paciente debe acudir al dentista para que este valore su estado de salud periodontal.
  2. Una vez realizado el diagnóstico, el dentista procede a indicar el tratamiento de elección para el caso.

Paciente sano

Todas las personas, incluyendo a aquellas que parecen tener una boca perfecta, tienen un cierto grado de gingivitis. Por ello se recomienda que todos los pacientes realicen una higiene dental 1 vez por año

Pasos para la higiene dental del paciente sano

  1. Limpieza dental mediante aparato de vibración ultrasónica para retirar los restos imperceptibles de placa bacteriana.
  2. Profilaxis dental, para el pulido de la superficie dental. Este pulido ayudará a evitar la acumulación de la placa bacteriana.
  3. Refuerzo de la técnica de cepillado y medios auxiliares de limpieza en casa. Por lo general, si la higienista nota que el paciente no realiza una técnica de limpieza adecuada, entonces explicará detalladamente la técnica al paciente.
  4. Se recomienda repetir este proceso anualmente.

Paciente con gingivitis y sarro supragingival visible

En este caso las fases serán similares a las indicadas en el paciente sano. La diferencia principal es que se recomendará al paciente volver a una visita de control a los 6 meses para valorar cómo evoluciona y si está aplicando correctamente las técnicas de limpieza en casa.

Paciente con Periodontitis y sarro supra y subgingival

Cuando el paciente presenta sarro tanto sobre la superficie dental como sarro por debajo de las encías, sobre la superficie de las raíces dentales, entonces el procedimiento será un poco más largo.

  1. El periodoncista debe valorar radiográficamente el estado del hueso adyacente a los dientes afectados.
  2. Se realizará un sondaje periodontal para valorar exactamente la magnitud de la pérdida ósea generada por el sarro subgingival y determinar la profundidad a la que se llevará a cabo el procedimiento de limpieza.
  3. Anestesia local de la zona a tratar.
  4. Se realizan raspados y alisados radiculares, comúnmente conocidos como curetajes, en los puntos en donde exista la pérdida de hueso. Generalmente este paso requiere de un mínimo de 2 citas.
  5. Al finalizar el tratamiento, también se realiza la profilaxis para el pulido de la superficie dental.
  6. Refuerzo de la técnica de higiene dental en casa.
  7. Si el especialista lo considera necesario, control de la evolución del caso al mes del tratamiento.
  8. Mantenimiento periodontal a los 4 o 6 meses del tratamiento, dependiendo de la severidad de la enfermedad.

Sin duda alguna la fase más importante de todos los casos y todos los tipos de pacientes, es la instrucción y el refuerzo de la técnica de cepillado en casa, además de los mantenimientos sucesivos, periódicamente en la clínica dental. La enfermedad periodontal y sus consecuencias no se curan, son un procedimiento que con los cuidados pertinentes debe mantenerse detenido en el tiempo y si no se tienen los cuidados necesarios, esta se reactiva nuevamente y continua produciendo consecuencias negativas al soporte dental. Más que el tratamiento inicial de limpieza o de raspado y alisado radicular  en sí mismos,  son el cuidado en casa y los mantenimientos periódicos en la clínica dental, los que ayudarán a conservar un estado periodontal saludable en el tiempo.

2 Comentarios
  • Maikel Millán
    1 Febrero, 2016 at 2:24 pm

    La higienista me visita cuatro veces al año ( cada trimestre), por tener poca encía y escaso hueso en la mandíbula. Terminada la limpieza empecé a notar un fuerte dolor sobre todo al masticar, pasaron unos días y note que media muela estaba partida desde la raíz hasta arriba motivo que ocasionó la retirada de toda la pieza.

    Se corre el riesgo que vuelva a suceder en otra pieza, por las repetidas limpiezas.

    Gracias,

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.