Fluorosis dental: causas y tratamientos

La fluorosis dental es la hipomineralización del esmalte por aumento de la porosidad debido a una excesiva ingesta de flúor durante el desarrollo de los dientes. La fluorosis dental es más frecuente en los dientes definitivos que en los dientes de leche (temporales), se presenta en zonas donde las aguas tienen una proporción de flúor elevadas (mayor a 3 por millón).

La hipomineralización es una enfermedad muy frecuente de los dientes que afecta a la calidad del esmalte dental (capa más externa del diente), haciéndolo mucho más susceptibles a otros defectos como la erosión y la caries dental. Es un defecto cualitativo del esmalte debido a una perturbación durante la calcificación inicial o durante la formación y maduración del diente. Afecta a unos cuantos dientes, especialmente a las muelas y a los incisivos (los dientes anteriores) y puede variar en extensión.

En los estados más leves se manifiesta como unas manchas blancas, congénitas y va tornándose a un color marrón o gris verdoso al aumentar su severidad. En las formas más avanzadas, se producen unas alteraciones en la forma del diente como de pequeños hoyos dispuestos linealmente o bien como vetas paralelas.

Tratamiento de la fluorosis dental

Los tratamientos para la fluorosis dental o para las manchas blancas de los dientes suelen variar según la gravedad y severidad de la mancha. Normalmente, se suele usar una técnica llamada microabrasión dental para los casos más leves. En casos de mayor severidad de fluorosis dental, se indica el tratamiento del blanqueamiento o carillas dentales.

En algunos casos, el tratamiento blanqueador puede aclarar el color de los dientes de manera tan satisfactoria que no sean necesarias las carillas dentales.

No obstante, en los casos más severos que no posible eliminar todas las pigmentaciones blanquecinas mediante la microabrasión o el blanqueamiento dental, una buena alternativa son las carillas dentales como las carillas lumineers, las microcarillas de porcelana o las carillas sin tallado dental, para mejorar la sonrisa del paciente y su autoestima.

Las carillas son unas pequeñas láminas que se pegan en la parte más externa de los dientes mediante un cemento o resina especial que las fija firmemente y revisten los dientes originales dejando a la vista una sonrisa mucho más atractiva, con el color y forma del diente que se desee.

Tal y como hemos podido ver, existen todo tipo de enfermedades orales a tener muy en cuenta, por ello es necesario practicar todo tipo de técnicas preventivas para evitar la aparición y desarrollo de todo tipo de patologías orales. Entre estas técnicas hay que destacar la importancia de practicar una rutina de higiene oral diaria, buena alimentación, como también controlar la ingesta de flúor durante las primeras etapas de nuestra vida y acudir regularmente al dentista para poder detectar precozmente estas alteraciones.

1 Comment

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies