Go to Top

Importancia del mantenimiento de las carillas dentales de composite

En Estudi Dental Barcelona realizamos tratamientos para mejorar la estética de la sonrisa de nuestros pacientes, y entre los diferentes tratamientos tenemos las carillas dentales de composite. Este tipo de carillas mejoran la estética de nuestros dientes dándoles una nueva forma y color, pero como desventaja tienen que son más frágiles y pueden llegar a fracturarse o perder su color con el paso del tiempo, por este motivo es importante tener un mantenimiento y acudir a las revisiones periódicas al dentista.

Las carillas de composite tienen una duración de unos 2 o 5 años dependiendo de los hábitos de cada paciente, pasado ese tiempo es posible que las carillas se manchen o se tiñan debido a agentes externos como el café, el tabaco u otros productos que alteren el color de los dientes. Además, hay acciones que pueden dañar o fracturar las carillas como, por ejemplo, morder cosas duras, cortar algunos materiales como el hilo o abrir las chapas de las botellas con los dientes.

Los pacientes con carillas de composite deben mantener su higiene oral como si se tratara de sus dientes naturales, pero aun así han de acudir al dentista al menos una vez al año para que se realice el mantenimiento adecuado, y se hagan las revisiones dentales para comprobar que todo continua correctamente. El mantenimiento de las carillas dentales de porcelana puede consistir en blanquearlas, pulirlas o limarlas.

Para eliminar las manchas o las tinciones de las carillas de composite, nuestros dentistas utilizan instrumentos y pastas adecuadas para limpiar y pulir las carillas. El mantenimiento consiste en valorar cualquier posible cambio de coloración que pueda haber ocurrido debido a los hábitos del paciente y aplicar una goma de pulir y pastas de pulir especiales de composite para recuperar el aspecto estético de las carillas dentales. En esta visita también se valorará el mantenimiento de las encías y estado periodontal de los dientes.

Las carillas se pulen suavemente, evitando alterar la textura de la superficie, y mojando el diente con agua por otro lado, las zonas interproximales (entre diente y diente) se limpian con tiras de pulir interproximales que contienen partículas sueltas de óxido de aluminio. Si aun así las manchas no se eliminan, se utilizarán pastas de granulación media e incluso un instrumento de goma para pulir directamente. Para acabar, se les da brillo a las carillas de composite utilizando un instrumento de acabado de goma y después un pulidor de goma.

Si, además se trata de un paciente con el hábito de rechinar o apretar los dientes, es decir un paciente que padece de bruxismo, se le puede recomendar la utilización de un protector dental nocturno o una placa de descarga para que no se desgasten las carillas de composite ni sus dientes naturales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>