¿Qué es la cavidad bucal y qué partes la componen?

La cavidad bucal o boca, está ubicada en la cabeza y constituye la primera parte del sistema digestivo, es el punto de entrada de los alimentos hacia nuestro organismo, de ahí la gran importancia que posee.

La boca humana está cubierta por los labios superior e inferior y desempeña funciones importantes en diversas actividades como el lenguaje y en expresiones faciales, como la sonrisa. Además de ser un gran indicador de la salud del individuo.

Partes que componen la cavidad bucal

La boca puede componerse de cinco paredes:

Pared anterior. Está formada por los labios. Los labios son la puerta de entrada del aparato digestivo y la apertura anterior de la boca.  Presentan una porción muscular central, recubierta externamente por piel y por dentro por una mucosa.  El labio es un repliegue musculocutáneo membranoso.

El labio superior tiene en la zona central un nódulo redondeado llamado tubérculo. Por encima del nódulo se encuentra una depresión llamada filtro.  Desde las alas de la nariz a las comisuras de los labios se encuentran unos surcos llamados surcos nasolabiales.  El labio inferior tiene por debajo un surco horizontal llamado surco labiomentoniano.

Paredes laterales. Están formadas por las mejillas. La mejilla o cachete es cada una de las dos prominencias que hay en el rostro humano, debajo de los ojos. También se llama así a la parte carnosa de la cara, desde los pómulos hasta debajo de la mandíbula.

Pared inferior. Formada por el piso o suelo de la boca, donde se ubica la lengua. La lengua es un órgano móvil situado en el interior de la boca, simétrico, que posee funciones muy importantes como la masticación, la deglución, el lenguaje y la percepción del gusto.

Pared superior. Formada por la bóveda palatina o paladar duro. El paladar constituye la pared superior o techo de la cavidad oral. Está dividido en dos partes; la bóveda palatina o paladar óseo (dos tercios delanteros) y el paladar blando o velo del paladar (tercio posterior). En el centro y en la parte más posterior e interna del velo del paladar cuelga la úvula, también conocida como la campanilla.

Pared posterior. Es un orificio irregular llamado istmo de las fauces que comunica la boca con la faringe. La faringe es una estructura en forma de tubo que ayuda a respirar y está situada en el cuello revestido de una membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la laringe y el esófago respectivamente, por lo que forma parte del aparato digestivo así como del respiratorio.

Los anexos de la boca son los dientes, las encías y las amígdalas.

Funciones de la boca

Masticar. Gracias a los movimientos de la mandíbula y a la presión de los dientes se produce la degradación de los alimentos.

Salivar. Gracias a la desembocadura de los conductos de las glándulas salivales, se produce el primer jugo digestivo (saliva), que realiza una degradación química de los alimentos.

Sentido del gusto. En la boca se encuentran los receptores sensoriales del gusto, sobre todo en la lengua, llamadas papilas gustativas.

Habla. En la boca se encuentran gran parte de las estructuras que modifican el sonido laríngeo y producen la voz articulada gracias a sus cavidades especiales.

Deglución. Se divide en dos fases. La fase voluntaria donde la lengua se eleva hacia el techo de la cavidad bucal, impulsando el bolo alimenticio para que entre en la faringe y la fase involuntaria, cuando la epiglotis va hacia atrás y cierra el orificio superior de la laringe. Por causa de este reflejo, la faringe queda convertida solo en una vía digestiva transitoria, impidiendo así el ingreso de trozos a la vía aérea laríngea.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies