Pedir hora

 

¿Qué es la exodoncia y cuándo está indicada?

La exodoncia consiste en extraer un diente de la cavidad oral. Se trata de un proceso quirúrgico para la remoción de un diente y se realiza con anestesia local. Después de una exodoncia es habitual sentir un dolor e inflamación aguda en la zona. Por ello, después de una extracción dental es importante seguir unas pautas concretas para favorecer la recuperación de la zona.

La extracción dentaria es el acto quirúrgico que se realiza con más frecuencia dentro de la cirugía oral.

Hay varios factores que conducen a la necesidad de extraer una pieza dental. Los más habituales son los traumatismos o una enfermedad oral muy avanzada. Otro factor muy común, es el desarrollo de los terceros molares (muelas del juicio) que provocan dolor, infección e incluso movilidad en los dientes contiguos.

Lo más importante después de una exodoncia es que se forme un buen coágulo en la zona intervenida. Esto permite que el sangrado cese y que los tejidos se recuperen poco a poco. Cuando se forma el coágulo, es fundamental no tocarlo para que no se deshaga y el periodo de recuperación se alargue.

Indicaciones de la extracción dental

  • Para dientes con una caries avanzada, no es posible la aplicación de la Odontología conservadora.
  • Una lesión pulpar. El nervio del diente está muy infectado y su afección imposibilita realizar ningún tratamiento conservador.
  • Restos radiculares. Raíces de dientes sin corona (sin la parte visible del diente), por lo tanto, que no desempeñan ninguna función.
  • Dientes con fracturas o fisuras verticales.
  • Enfermedad periodontal avanzada, es decir, dientes que han perdido el soporte óseo.
  • Diente de leche retenido, es decir, que no permite la correcta erupción del diente definitivo.
  • Diente supernumerario, es decir, dientes que exceden el número de dientes habitual y se conocen como los dientes que salen de más.
  • Diente retenido e impactado.
  • Diente en mal posición.
  • Traumatismos, un accidente o un golpe en la zona bucofacial.
  • Dientes con afectación quística.
  • Deformidades congénitas.
  • Por indicaciones de otras especializaciones, como el tratamiento ortodóntico, tratamiento protésico o motivos estéticos.
  • Dientes con fracturas coronarias muy subgingivales, es decir, por debajo de la encía.
  • Dientes en posición ectópica, es decir, situada lejos de su correcta posición.
  • Problemas tumorales.

Todo tratamiento quirúrgico, como la extracción dental tiene diversas contraindicaciones. Entre las múltiples, encontramos las siguientes:

  • El mal estado general del paciente contraindica la extracción dental.
  • No se recomienda durante el embarazo, excepto si se trata de un tratamiento de urgencia.
  • Después de un tratamiento con quimioterapia o radioterapia, se debe esperar 6 meses para realizar la extracción dental.
  • Coronaroterapia, tratamiento coagulante, enfermedades sistémicas no estabilizadas.
  • Una infección en la cavidad oral.
Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.