La ortopedia maxilar en ortodoncia

La ortopedia, es una rama de la odontología que, controla y corrige los problemas del crecimiento de las estructuras bucales y faciales. Su objetivo es armonizar los dos maxilares, lo que influye en la estética y proporciona una función masticatoria correcta, ayuda a la fonación, deglución y muy importante, a la respiración.

La ortopedia maxilar juega un papel muy importante en el crecimiento de los maxilares. Por lo tanto, la edad va a ser un factor esencial en el tratamiento de ortodoncia. Una consulta temprana al ortodoncista es importantísima para planear el tratamiento más oportuno.

Resultados de la ortopedia maxilar

El resultado en el tratamiento de ortopedia maxilar de los pacientes depende básicamente de dos factores. El primero, la funcionalidad o molestias digestivas que pueden darse debido a una posición inadecuada de los dientes. Y otro factor, la estética dental del paciente, para un mejor alineamiento de sus dientes.

Hay que tener en cuenta otro factor muy importante, que es la edad del paciente al empezar la ortopedia.

Hay tratamientos de ortopedia maxilar que deberán empezar en edades tempranas, entre 7 y 9 años, cuando hay alteración en el crecimiento de los maxilares, a esto se le conoce como tratamiento de ortopedia funcional.

No obstante, existen otros tratamientos de ortodoncia que se empiezan alrededor de los 11 años de edad, por diferentes motivos. En primer lugar, porque ya se ha producido el recambio de la dentición temporal por la dentición permanente o definitiva. Como también, porque empieza la edad prepuberal, es decir, la edad del estirón del crecimiento.

Esta especialidad, además, ayuda a eliminar malos hábitos, algunas de estas malas costumbres como, por ejemplo, chuparse el dedo, interfieren en el correcto crecimiento de los maxilares y provocan maloclusiones. Al igual que ayuda a aquellos pacientes en los que no existe espacio necesario para todos los dientes; en este caso con un tratamiento ortopédico a tiempo, se evita en un futuro apiñamiento dental (dientes montados) o extracciones.

Con ortopedia no se consigue el alineamiento dental, pero si ayuda a conseguir este fin. Podemos usar aparatos removibles (de quitar y poner) o fijos, esto depende de cada caso y de la colaboración del niño con el tratamiento.

Según lo que aconsejan los especialistas de nuestra clínica dental Estudio Dental Barcelona, lo primordial es detectar a tiempo estas anomalías del crecimiento, para actuar cuanto antes, y que no sea demasiado tarde. Esto es de suma importancia ya que, en un niño, en período de crecimiento, una anomalía de los maxilares se corrige con un aparato, en cambio en un paciente adulto se convierte en un tratamiento más complejo y sería necesario realizar cirugía. Sin embargo, también pueden tener éxito completo en su tratamiento.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies