Go to Top

Las carillas de porcelana y de composite

Las carillas de porcelana y de composite

El tratamiento de estética realizado con carillas dentales, en la actualidad utiliza técnicas muy conservadoras, que debido a las características adhesivas de los materiales utilizados para su ejecución, supone una tenue acción directa sobre el diente, que permite la mejora casi instantánea de la sonrisa.

Una bonita sonrisa con carillas de porcelana o de composite

Tanto las carillas de composite como las de porcelana, son finas láminas cuyo espesor suele oscilar entre  0.3 y 1 mm, esto es lo que permite que el tratamiento sea muy conservador.

Las diferencias más importantes entre las carillas de porcelana y las carillas de composite, radican en el precio y en la durabilidad.

Pasos para definir el material a utilizar

El paciente debe ser valorado por el especialista en estética dental. Tras un minucioso estudio de las características faciales, dentales y de las expectativas del paciente, el especialista sugiere el material más idóneo para el caso.

Posteriormente a través del estudio de los modelos del paciente, obtenidos tras la toma de impresiones de sus dientes, el análisis facial obtenido tras la toma seriada de una serie de fotografías estándar utilizadas para el procedimiento y el diseño digital de la sonrisa, se lleva a cabo un encerado diagnóstico que servirá de guía para valorar el resultado final. Con todo esto se confirma el diagnóstico y se procede a la preparación del caso para instalar las carillas dentales.

Generalmente se sigue un protocolo muy estricto y para ello se realiza una planificación previa de la secuencia del caso, con el fin de evitar improvisaciones.

El tratamiento en si por lo general consta de sólo dos visitas largas, una de ellas para una mínima preparación dental y la segunda, para la colocación de las carillas. Las otras visitas suelen ser muy rápidas y sencillas.

Este protocolo se puede ver alterado si el paciente requiere de algún otro tipo de tratamiento, por presencia de problemas de encías, caries, malposiciones dentales severas, etc.

Generalidades sobre la carilla de porcelana

Su elaboración, colocación y el seguimiento, son procesos propios de la Estética Dental, incluidos en el grupo de las restauraciones adhesivas.

Con una carilla de porcelana, es posible corregir las separaciones dentales (diastemas), las malformaciones de los dientes, las alineaciones irregulares y las manchas, entre otros defectos.

Las manchas más usuales, por las que se determina que es necesario el uso de la carilla de porcelana, son las producidas por tetraciclinas.

También, restablecen la forma de los dientes deteriorados o desgastados, restituyendo el tamaño.

Permiten obtener alineamiento de los dientes, en casos leves de malposición dental.

Sirven para el tratamiento de la denominada “sonrisa alta” que es generada por dientes cortos. Es importante  destacar que los pacientes que presentan este defecto, generalmente serán sometidos a modificaciones en el contorno de la encía, que aumentarán el tiempo del procedimiento.

Aspectos generales sobre la carilla de composite

Este tipo de carilla permite modificar el color y la forma del diente. Uno de los factores a destacar respecto de esta carilla,   radica en que durante el procedimiento, se es muy conservador con el esmalte dental.

Las carillas de composite pueden ser directas, realizadas sobre el diente o indirectas, realizadas fuera de boca, para luego ser colocadas sobre los dientes.

Por lo general para llevar a cabo la carilla de composite directa, se requiere de sólo una cita. Las citas posteriores serán de control, ajustes y pulido de las mismas.

Las carillas de composite indirectas, brindan la posibilidad de un tratamiento más preciso y de mayor durabilidad que las directas, siendo adicionalmente, más económicas que las carillas de porcelana.

Cuidados de los dientes cuando han sido tratados con carillas dentales

Las porcelanas son materiales muy duraderos que se conservan incluso mejor que los dientes naturales, no es necesario tener cuidados especiales con este tipo de material, más que el cuidado normal que se debe tener con los dientes naturales.

Es necesario ser conscientes que debajo de la carilla continúa presente el diente natural, que pueden ser atacados por las bacterias, tal como ocurre cuando no se tiene ningún tipo de restauración.

Las carillas de composite pueden teñirse con el paso del tiempo, por ello se recomienda evitar los hábitos que aumente el riesgo de tinción, entre ellos, el consumo de café, té, cigarrillo, etc.

En ambos casos se recomienda acudir anualmente al dentista, para el control de la salud dental.

 
, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>