Go to Top

Liquen plano

liquen plano

El liquen plano es una enfermedad mucocutánea inflamatoria crónica, que evoluciona a brotes. Es la enfermedad de la mucosa oral de origen no infeccioso más frecuente. Hay una alta incidencia del liquen en todo el mundo, siendo más común verlo en mujeres de 40 a 60 años que en hombres.

La causa de la aparición del liquen plano es desconocida, pero puede estar relacionada con una reacción alérgica o inmunitaria.

Existen factores que podrían influir en el inicio, perpetuación o empeoramiento de las lesiones orales de liquen plano:

  • Factores locales: mecánicos (prótesis, aristas, metales), químicos (alcohol y tabaco) o biológicos (placa bacteriana).
  • Una exposición a medicamentos, colorantes y otras substancias químicas.
    Fármacos, entre los que podemos encontrar como más frecuentes:

-Antimaláricos: cloroquina.
-Antihipertensivos: metildopa, captopril, enalapril, propanolol.
-Compuestos de metales: sales de oro, sales de bismuto.
-Antiinflamatorios no esteroideos: fenilbutazona, ibuprofeno.
-Diuréticos: furosemida, espironolactona.

-Otros: antibióticos, arsénico, yoduros, quinacrina, quinidina, fenotiazinas.

  • Enfermedades sistémicas: ansiedad, diabetes, hipertensión arterial.
  • Pacientes que padecen enfermedades como la hepatitis C.

Manifestaciones clínicas:

El liquen plano clásico se caracteriza por la aparición de pápulas (pequeñas elevaciones de la piel), de superficie aplanada, de 2 a 5mm de diámetro y de color violáceo, que pueden agruparse formando lesiones de tamaño más grande (placas). En su superficie pueden observarse unas líneas blanquecinas conocidas como estrías de Wickham. Las lesiones frecuentemente se distribuyen de forma simétrica.

Las lesiones que son características del liquen plano oral aparecen en la mucosa que reviste la cara interna de las mejillas, las encías o la lengua. Pueden ser lesiones blanquecinas, eritematosas o erosivas (ulceradas) que poden ocasionar molestias que se acentúan con la ingesta de alimentos irritantes

Clasificación del liquen plano:

  • Liquen plano reticular: es la forma más frecuente, se caracteriza por la aparición de lesiones blanquecinas papaulares y reticulares (estrías blancas en forma de ramificaciones), alternando con leves eritemas. Suele aparecer en la mucosa yugal, y de manera bilateral (en ambas mucosas). Los síntomas característicos son la sensación de aspereza y sequedad bucal, pero hay muchos pacientes que no suelen tener sintomatología.
  • Liquen plano erosivo: engloba las lesiones eritematosas y erosivas-descamativas. Aparece en zonas sometidas a roce. Los síntomas característicos son glosodinia(sensación de ardor en la cavidad bucal), disfagia (dificultad o molestias al deglutir), odinofagia(condición en la que el paciente experimenta dolor al tragar), entre otros. Si se localiza en la encía aparece como una gingivitis eritemato-descamativa, casi siempre cursan con estrías o pápulas blancas. Suele tener una respuesta insatisfactoria a tratamiento y tiene más prevalencia a malignizarse.

Para confirmar el diagnóstico es necesario realizar una biopsia de la lesión, para descartar otro tipo de enfermedades y aplicar el tratamiento necesario.

Tratamiento de liquen plano:

 El objetivo del tratamiento es reducir los síntomas y acelerar la cicatrización. Si sus síntomas son leves, es probable que no se requiera tratamiento.Primero se tratará de eliminar los factores locales, factores mecánicos, físicos, químicos y biológicos, así podremos controlar una parte importante de los síntomas de la enfermedad.

Hay fármacos que pueden producir reacción liquenoide, si se sospecha que el fármaco es la causa de las lesiones orales liquenoides, el fármaco responsable deberá suprimirse o cambiarse.

Por otro lado, se tiene que controlar la enfermedad sistémica subyacente, investigar enfermedades hepáticas, diabetes y controlar el estrés y la ansiedad, así como la hipertensión si la hay.

Los tratamientos para el liquen plano oral pueden incluir medicamentos tópicos como: corticoides, inhibidores de calcineurina o inmunosupresores. Como tratamientos sistémicos tendríamos: Corticoides y retinoides. Otra opción de tratamiento sería la fototerápia, la criocirugía o la extirpación con el láser de CO2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>