Go to Top

Pacientes diabéticos en la clínica dental

Pacientes diabéticos en la clínica dental

La diabetes es una patología muy común, por lo que es frecuente encontrar este tipo de pacientes en las clínicas dentales. Para ello, todo el equipo, tanto los dentistas como sus asistentes, deben conocer cuál es el manejo de este tipo de pacientes y los cuidados que se deben tener en cuenta cuando es necesario realizar tratamiento dental a un paciente diabético.

Aclaraciones para pacientes diabéticos

Horario de las visitas

Un aspecto básico que debe conocer el personal auxiliar de una clínica dental, es la importancia de atender a este tipo de pacientes a primera hora de la mañana.

Si un paciente que presente esta patología quiere solicitar una visita en la clínica dental, debe comentar su condición de diabético para que el personal encargado pueda programar la visita a la hora más idónea.

Es importante no alterar el ritmo de ingesta de alimentos habitual del paciente por acudir a una visita con el dentista.

Importancia del control de la enfermedad

La diabetes es una enfermedad que tiene muchas repercusiones en la boca. Por lo tanto, es muy importante establecer un protocolo de tratamiento que combine las visitas a la clínica dental con el tratamiento del médico de cabecera.

Para que el paciente diabético pueda ser tratado en la clínica dental, es preciso que la patología esté controlada con el tratamiento sistémico necesario e indicado por el médico de cabecera. De lo contrario el dentista no podrá tratarlo y tendrá que referir el paciente a un médico de cabecera, que realice el diagnóstico e indique el tratamiento sistémico necesario.

En relación al tratamiento sistémico, también es importante que el paciente refiera que tipo de medicación utiliza y el momento en que se la administra, para que el dentista que le trate, valore posibles interacciones o efectos secundarios del tratamiento dental sobre dicha medicación.

Afecciones orales que pueden generarse debido a la diabetes

La diabetes predispone a quien la padece a sufrir de procesos tales como xerostomía (disminución o ausencia del flujo salival), resequedad o sensación de ardor en la cavidad oral, infecciones orales, mala cicatrización de las heridas, mayor riesgo a padecer enfermedad de las encías y cuando disminuye el flujo salival, hay riesgo de caries dental.

Relación de la periodontitis con la Diabetes

En los pacientes diabéticos la enfermedad de las encías debe ser tratada a la mayor brevedad posible, ya que está demostrado científicamente que existe una estrecha relación entre la presencia de la enfermedad periodontal y un incremento de los efectos negativos de la diabetes y que el control de la enfermedad periodontal en los pacientes diabéticos, puede mejorar el control de la glicemia.

Así mismo, se ha demostrado que los pacientes con una diabetes mal controlada, tienen mayor tendencia a sufrir de enfermedad periodontal ya que, entre otros factores, la respuesta de la encía a la acumulación de placa suele ser exagerada.

Los pacientes diabéticos predispuestos a este problema de encías, suelen tener abscesos frecuentes, mucha pérdida del hueso de soporte de los dientes, tendencia al sangramiento de las encías y movilidad dentaría, que suele acabar con una pérdida prematura de la dentadura.

En la mayoría de los casos, el tipo de diabetes también influirá en el nivel de enfermedad periodontal que el paciente presente, siendo más agresiva en los pacientes que presentan diabetes del tipo II que en los pacientes que presentan diabetes del tipo I.

El control de esta enfermedad, mejorará las condiciones periodontales del paciente afectado, siempre que este realice el tratamiento y el mantenimiento de encías indicado por su dentista tratante.

En los pacientes diabéticos la higiene oral y las visitas de mantenimiento deben ser más frecuentes.

Otros factores a tener en cuenta por parte del paciente diabético

Siempre que acuda al dentista,  debe tomar su medicación hipoglucemiante y la ingesta de alimentos habitual.

En el caso de los pacientes que usan insulina, se debe evitar el tratamiento dental en los momentos de mayor actividad del medicamento. Así se evitará la aparición de hipoglucemia en la consulta dental, que pueda agravarse por no consumir hidratos de carbono.

En los pacientes diabéticos debe evitarse el estrés, el dolor y la infección. Por ello está indicado la utilización normal de anestésicos locales para evitar situaciones de dolor que puedan generar estrés  o liberación de adrenalina endógena.

Para el control del dolor no debe utilizarse ácido acetil salicílico (aspirina). En cambio puede utilizarse el paracetamol.

Para evitar infecciones es preciso llevar a cabo un programa de higiene oral optimo y visitar con frecuencia al dentista para tratamiento periodontal periódico. En los casos en donde existe dificultad para el control de la placa bacteriana está indicado el uso de enjuagues de clorhexidinas, siguiendo las instrucciones del dentista tratante.

Por lo tanto, debido al círculo vicioso que se establece entre la diabetes y la enfermedad periodontal, donde el aumento de una de ambas condiciones genera consecuencias negativas en la otra y viceversa; recomendamos que se preste mucha atención al cuidado de la boca de los pacientes que sufren esta enfermedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>