Go to Top

Problemas más frecuentes de las muelas del juicio. ¿Cuándo extraerlas?

Las muelas del juicio o terceros molares son las ultimas muelas que aparecen en boca, estas suelen emerger entre los 15 y los 25 años, se sitúan al final de la arcada dental. Suelen presentar una morfología diferente a los otros molares, presentando más o menos raíces y el tamaño suele ser más pequeño que las demás muelas.

Las muelas del juicio pueden provocar varios problemas que indiquen su extracción, entre ellos tenemos:

  • Dolor de muelas: El dolor provocado por la erupción de las muelas del juicio es muy común entre nuestros pacientes. Algunas veces no erupcionan del todo, y provocan una irritación crónica en los tejidos de alrededor, si se da esta situación hay que estudiarla para determinar el tratamiento que se va a realizar.
  • Infección de las muelas del juicio: o pericoronaritis, es la infección crónica de los tejidos blandos que rodean la parte expuesta de la muela que esta impactada. Esta patología es una infección bacteriana que ataca el hueso y los tejidos que soportan el diente. Al avanzar, el hueso se destruye y las encías dejan de cumplir su función.
  • Daño a los dientes adyacentes: Los dientes impactados que están en una mala posición pueden realizar presión a los segundos molares. Si no se trata, esta presión constante puede disolver las raíces de los molares, provocar caries dental y hasta la pérdida de la pieza contigua.
  • Quistes y tumores alrededor de las muelas del juicio: las muelas impactadas pueden desarrollar patologías como quistes o tumores. Cuando esto sucede se tiene que extraer la muela del juicio para evitar daños en la mandíbula y los dientes contiguos.
  • Extraer las muelas del juicio para mantener resultados de un tratamiento de ortodoncia: muchos ortodoncistas recomiendan la extracción de las muelas del juicio en el momento de iniciar el tratamiento de ortodoncia para asegurar que la posición de los dientes no variará en un futuro.
  • Caries en muelas del juicio: al ser los últimos dientes de toda la arcada es más difícil de cepillarlas bien ya que su posición nos dificulta la higiene y tienen una mayor probabilidad de desarrollar caries. Esta indicado extraer la muela del juicio cariada ya que facilita la limpieza de la zona posterior de la barcada y el mantenimiento de unos dientes y encías sanos.

Los antibióticos pueden ayudar a tratar una infección, pero los síntomas pueden volver a aparecer. Realizar la extracción quirúrgica de las muelas del juicio a menudo es la única forma de aliviar los síntomas de forma permanente.

No todos los pacientes deben extraerse las muelas del juicio, ya que no es necesario extraerlas si no causan ningún problema, si están sanas y han salido correctamente, es decir que tienen espacio suficiente para salir y ocluyen con las muelas de la arcada opuesta. Pero si no hay suficiente espacio para que crezcan en la parte posterior de la arcada se convierten en muelas del juicio impactadas y pueden causar dolor, hinchazón y/o infección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>