Protocolo de extracción segura de amalgamas

Los conocidos empastes metálicos en realidad son empastes de amalgama “aleación de mercurio con otro metal” durante casi 150 años la utilización de la magma oral ha sido calificada como el mejor material de restauración de caries. Pero desde una década atrás está siendo descartado, no tan solo por su ausencia de estética, frente a los materiales de composite resinosos utilizados actualmente sino por la gran polémica que se esta desatando a nivel mundial sobre la supuesta intoxicación que puede provocar el mercurio.

Organizaciones representativas de la medicina oficial. tales como la  (OMS, FDA, etc.) se han pronunciado claramente en contra de esta supuesta intoxicación, pero la medicina alternativa mantiene la idea de que se da  una micro-intoxicación con el uso de este material (la amalgama) responsable de síndromes de fatiga crónica y de malestar general entre otros.

No se debe olvidar  que la presencia de distintos metales en la cavidad oral como pueden ser: amalgamas, metales de puentes fijaos, implantes, prótesis esqueléticas…puede ocasionar lo que los profesionales denominan corrientes galvánicas que pueden distorsionar nuestro sistema musculo-esquelético. La odontología moderna ha abandonado el uso del la amalgama y se han sustituido los empastes metálicos por empastes estéticos realizados con materiales de compatibilidad biológica para el paciente.

El paciente al cual se le la diagnosticado una intoxicación por mercurio puede haber sido expuesto a cantidades variables de mercurio en la dieta, en el ambiente, en su puesto de trabajo o por ser portador de amalgamas dentales de plata-mercurio. Todas  estas formas son acumulativas y pueden contribuir a la carga de mercurio del organismo,desencadenando dicha intoxicación.

La meta del procedimiento de la retirada de amalgama de la cavidad oral y su protocolo es la  reducción al mínimo cualquier exposición adicional del paciente, de nosotros mismos o de nuestro equipo de trabajo al mercurio. Es por eso que se debe utilizar  el Protocolo de extracción segura amalgamas dentales de mercurio/plata según la International Academy of Oral Medicine and Toxicology (IAOMT).

La primera medida de precaución es la protección del paciente contra la exposición al mercurio. El paciente intoxicado por mercurio por lo general ha sido expuesto a cantidades variables de mercurio en la dieta, en el ambiente, en su puesto de trabajo o por las amalgamas de mercurio/plata. Todas las formas son acumulativas y pueden contribuir a la carga de mercurio del organismo. Para la retirada de este material: Una vez que la turbina toca la amalgama, la temperatura se incrementa inmediatamente vaporizando el componente de mercurio de la aleación. Se debe seguir el siguiente protocolo de actuación, que pueden reducir considerablemente la exposición de todas las personas:

  1. Mantener las amalgamas frías. La eliminación debe ser hecha con de agua fría con grandes cantidades de agua. Una vez que la eliminación haya comenzado, el vapor de mercurio será expulsado continuamente del diente.
  1. Hay que utilizar un aspirador de alto volumen. Una extremidad del aspirador se situada cerca del diente (a menos de 1 cm. y medio) en todo momento para evacuar el vapor de esta área del paciente. Pulir la amalgama puede crear niveles muy peligrosos de mercurio.
  1. Debe existir una fuente alternativa de aire. A todos los pacientes a los que se les elimina o coloca una amalgama se les debe proporcionar una fuente alternativa de aire y debe ser instruido para no respirar a través de su boca durante el tratamiento.
  1. La eliminación inmediata de la aleación de mercurio.El material de la aleación de mercurio debe ser lavado y aspirado tan pronto como se genera. Imprescindible el usode dique de goma oral, para aislar los demás dientes y tejidos orales para no  tragar las partículas de amalgamas.
  1. Lavar y cambio de guantes. Después de que el material se haya eliminado, se retirara el dique de goma y se hará un lavado de boca al paciente por lo menos durante 30 segundos con agua. Los guantes se deben sustituir por un nuevo par.
  1. Limpiar al paciente inmediatamente. Cambio del material de protección del paciente y limpiar su cara.

Se debe considerar una nutrición que ayude, que sea apropiada antes, durante y después de la eliminación. Hay quien aconseja tomar mucho cilantro meses antes de la remoción de la fuente mercurial. La ingesta de mucha agua o incluso leche (o yogurt líquido) el día de la remoción es lo más frecuente y menos complicado. Una retirada adecuada de las amalgamas siempre es útil.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies