Pedir hora

 

¿Qué es la macroglosia?

La macroglosia es un trastorno que de la lengua que hace que tenga un mayor tamaño de lo normal en relación a las demás estructuras de la cavidad oral. Esto significa que en estado de reposo sale más allá de la parte interna de la mandíbula. Esta patología es de causa hereditaria o congénita y puede provocar anomalías dentales, musculares y esqueléticas, que conllevan dificultades en la masticación y en la fonación, así como problemas en los tratamientos ortodónticos o de cirugía ortognática.

El hecho que la lengua sea más grande de lo normal puede causar problemas al hablar, tragar, comer y dormir, además de afectar a estética facial.

Características clínicas: Se observa un agrandamiento de la lengua que adquiere aspecto festoneado y una forma ancha y plana. La lengua llena la totalidad de la cavidad oral.

Características funcionales: Se presentan dificultades para articular principalmente, problemas para comer y deglutir, inestabilidad mecánica, puede haber obstrucciones de la vía aérea como apnea obstructiva del sueño o de la orofaringe. También se observa más salivación de lo normal.

La macroglosia puede ser provocada por muchos factores, pero en la mayoría de casos suele ir acompañada de trastornos hereditarios o adquiridos como el hipotiroidismo, la diabetes, el síndrome de Down, el linfagioma u otras patologías. Este aumento en la cantidad del tejido que supone la macroglosia, debe ser estudiado de forma temprana por el dentista para observar las posibles afectaciones que puede producir esta anomalía y aplicar las medidas necesarias para solucionar el problema.

Tratamiento de la macroglosia

La macroglosia es un problema que afecta principalmente a niños, por lo que es importante detectar el problema a tiempo. Un paciente con macroglosia debe ser evaluado por un especialista que estudie su caso a fondo para establecer cuál es la mejor opción de tratamiento. Para hacer un correcto diagnóstico se debe evaluar el habla, el desarrollo del lenguaje, la motricidad oral, sus habilidades de alimentación y la dentición.

A partir de toda esta información se decidirá cuál es el tratamiento más indicado. Bien si es necesario someterle a una cirugía de reducción de la lengua o, si al contrario, no está justificada la cirugía.

Su tratamiento depende de la causa de la macroglosia, como también del grado de severidad de cada caso. El tratamiento puede ir desde la terapia del habla hasta la cirugía.

En caso que el especialista aplique una cirugía de reducción, se conseguirá disminuir el tamaño de la lengua para que sea capaz de descansar detrás de los dientes delanteros. Esta intervención se puede realizar mediante diferentes técnicas y proporciona varios beneficios al paciente: conlleva una mejora estética, mejora el aspecto visual del habla y pone solución a las dificultades en la alimentación.

La cirugía no siempre es una buena opción, ya que en ocasiones la macroglosia no es lo suficientemente grave como para justificarla. En estos casos será importante mantener un control regular por parte del dentista para controlar su dentición y del logopeda, que podrá ayudar a resolver los problemas del habla así como las habilidades motoras orales y de alimentación del niño.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.