Go to Top

Síndrome de la boca seca

La xerostomía (síndrome de la boca seca) está caracterizado por la disminución de la producción salival, la cual debe oscilar aproximadamente de 1 a 2 litros por día, la saliva está producida por las glándulas salivares.

Podemos definir la saliva como una secreción líquida, incolora, compuesta en su mayoría de un 99% de h2O y un 1% de encimas, sales, proteínas y mucopolisacáridos.

La presencia de la saliva en el medio oral es muy importante para conseguir la humectación de los tejidos y estructuras de la boca. Su principal función está relacionada con el inicio de la digestión ya que colabora y facilita el proceso de la deglución y de la masticación. Pero la presencia de una cantidad adecuada de saliva en boca permite que se dé una regulación del nivel de bacterias y evita que haya una ruptura del equilibrio de microorganismos presentes en la cavidad oral, si se da esta ruptura puede llegar a darse la aparición de patologías tales como:

La incidencia de la xerostomía: está presente en una de cada cinco personas lo cual representa un 20% de la población que pertenece al rango de edad entre 18 y 30 años teniendo una mayor incidencia en los mayores de 50 años que llega a ser de un 40 %. Se puede decir que en la sociedad actual su incidencia va en aumento y que a grandes rasgos produce una alteración de la salud en general y disminuye la calidad de vida.

Existen dos tipos de xerostomía (que la podemos considerar más una situación clínica que no una patología):

  • Xerostomía reversible se da cuando la cantidad de secreción puede llegar a ser modificada llegándola a estimular o regular este tipo está producida por medicación, tabaco principalmente.
  • Xerostomía irreversible se da cuando hay un daño que ya no es reparable a nivel de las glándulas común en pacientes con cáncer de cabeza o síndrome de Sjörgen.

Las causas de la xerostomía son múltiples:

  • Situaciones de estrés ansiedad o depresión llegan a afectar diferentes partes del organismo y las glándulas salivares.
  • Enfermedades sistémicas que causan la alteración de las glándulas, la más común será la diabetes.
  • Administración de determinados fármacos como: antihestaminicos, antidepresivos, los diuréticos y fármacos de tipo oncológico disminuyen la producción salival.
  • La ausencia de dientes.
  • Una dieta no adecuada baja en el consumo de frutas y verduras producirá disminución de los niveles de saliva.
  • El hábito tabáquico
  • El consumo frecuente de alcohol también estará relacionado.
  • Tratamientos con radioterapia y quimioterapia
  • Si las glándulas salivares presentan algún tipo de alteración, como la obstrucción de los conductos de liberación de la saliva.

Para el tratamiento de la xerostomía tenemos diferentes alternativas entre las cuales: la vigilancia de las enfermedades sistémicas será fundamental que en estos pacientes se pueda cambiar, o reducir aquellos fármacos que producen la xerostomía.

Cuando se vaya a llevar a cabo el tratamiento será de vital importancia identificar la causa de esta situación clínica de sequedad bucal para así devolver la producción salival y la actividad glandular sea la adecuada.

La xerostomía puede ser tratada con agentes encargados de la humectación oral o sustitutos de saliva los cuales en su composición poseen xilitol, aloe vera o fluoruro sódico

El Ácido málico se usa como un agente estimulante de la producción salival sin efecto erosivo sobre el esmalte dental.

La higiene oral juega un papel muy importante para la xerostomía, cuando se acude al odontólogo se debe recordar la mejor técnica de cepillado y asesorar sobre el mejor cepillo para cada caso, igual de importante es acudir al dentista a realizar controles rutinarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>