Soluciones para corregir la mordida o la maloclusión

Muchos pacientes, tanto adultos como niños, padecen alteraciones en la mordida que pueden llegar a influir en su bienestar físico y social. Gracias a las nuevas técnicas y materiales de la odontología moderna, es posible ofrecer numerosos métodos para tratar una mala mordida o alineación de los dientes que pueden llegar a causar diferentes traumatismos orales perjudiciales para la correcta funcionalidad oral.

Tipos de tratamientos

Cuestiones genéticas o hábitos (como chuparse el dedo, hábitos linguales etc.) son los principales causantes de una maloclusión. Una posición inadecuada de los dientes en los maxilares, una proporción incorrecta de los mismos en relación con el resto de la cara o morderse los labios o las uñas son ejemplo de ello. Los nuevos avances en odontología permiten escoger la mejor solución para cada paciente.

A largo plazo, la ortodoncia es de las mejores soluciones para la mayoría de pacientes. El tratamiento recoloca las piezas dentales hasta alinearlas correctamente de forma permanente. Se trata de la técnica más indicada para la mayoría de problemas de mordida. Así pues, consigue posicionar los dientes de modo que encajen correctamente entre ellos.

Normalmente, un tratamiento ortodóntico puede durar de 6 a 24 meses. Para mantener los resultados a largo plazo, es importante el uso de unos retenedores como también de cepillarse y pasarse hilo dental a diario y visitar regularmente al dentista para controles.

El contorneado de dientes es otra opción de tratamiento que consiste en modificar la forma de los dientes naturales para conseguir una correcta alineación, puede ser el método más sencillo para corregir una mala mordida en algunos casos. La técnica está especialmente indicada cuando existe poca superposición o la longitud de los dientes no es igual entre ellos. Así pues, consigue mejorar problemas menores de la mordida en cuestión de minutos y en algunos casos puede evitar dolores de cabeza y otros problemas asociados a la maloclusión. El tratamiento suele tardar poco y también es indefinido.  El principal inconveniente de esta técnica es que no corrige problemas severos de la mordida.

La adhesión dental es principalmente capaz de corregir pequeños defectos dentales. Como, por ejemplo; dientes decolorados, astillados, desgastados o con espacios irregulares. Pero no permite corregir problemas severos de mordida.

Las carillas de porcelana son una buena alternativa cuando el paciente tiene un paladar o una mandíbula estrecha. Dependiendo de la gravedad del problema, las carillas de porcelana pueden conseguir crear una sonrisa más estética, mejorar el color y la forma del diente, incluso mejorar ligeramente la alineación dental. No obstante, no permite corregir problemas severos de mala mordida.

Por último, las coronas dentales, éstas son el tratamiento más indicado cuando el desgaste de los dientes es extremo como consecuencia del paso del tiempo o de hábitos como el bruxismo (hábito de apretar los dientes). Los resultados consiguen corregir la falta de alineación de los dientes, causante de la mala mordida en cuestión de semanas. Este tratamiento tiene una vida útil entre 5 y 15 años, dependiendo de las fracturas, posibles problemas en los tejidos, caries e higiene realizada por el paciente.

Para mantener los resultados, es importante que el paciente se cepille y pase hilo dental y se realice limpiezas dentales profesionales anuales. Así pues, las coronas dentales permiten mejorar el ángulo, la forma y el color de los dientes, mejorar la mordida y la estética facial del paciente como también alargar los dientes. No obstante, en casos severos no siempre permite corregir el problema de mordida y no es un tratamiento muy conservador, ya que se debe modificar la forma del diente mediante un tallado del mismo para la posterior colocación de la corona.

De manera que, la ortodoncia es la solución más indicada en la mayoría de los casos para corregir una mordida inadecuada de una forma conservadora e indefinida. Aun así, problemas menores y más concretos pueden requerir otro tratamiento como los comentados anteriormente.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies