Go to Top

Pasos para una endodoncia

 

El tratamiento de endodoncia o comúnmente conocido como “matar el nervio del diente” es llevado a cabo por un endodoncista, siguiendo una secuencia de pasos muy precisos.

1. Pruebas diagnósticas para la endodoncia “matar el nervio”.

En este caso, el endodoncista realiza varias pruebas en la zona afectada, para detectar el o los diente/s de donde proviene el problema.

Con la ayuda de un instrumento, bien sea el espejo o la sonda de exploración, el especialista en endodoncia percute la o las piezas sospechosas y allá en donde hay alguna reacción, se presume que es donde está el problema.

Tras la prueba de percusión y según la respuesta obtenida, el endodoncista procede a realizar pruebas de vitalidad pulpar, es decir, valora a través de estímulos térmicos frio y/o calor, si el diente responde, con esta prueba,  determina si el nervio del diente se encuentra sano o si por el contrario, tiene algún tipo de afección irreversible.

Por último, tras localizar la zona y/o el diente, el dentista procede a realizar una radiografía periapical para confirmar la pieza a tratar, además para poder analizar cómo es la anatomía del nervio y por tanto, la dificultad que tendrá el tratamiento de endodoncia al momento de realizarlo.

2. Preparación del diente al tratar el nervio “matar el nervio”

Una vez que el endodoncista ha anestesiado la zona, procede a realizar el aislamiento del o los dientes a tratar, este paso es indispensable para el éxito de la endodoncia, ya que si el diente no es aislado, entonces no podrá desinfectarse correctamente y con el tiempo el tratamiento de endodoncia fallará.

Una vez aislado el diente, se procede a eliminar la caries o el tejido afectado, para acceder al nervio que se va a tratar. Este nervio o lo que queda de él, se retira progresivamente mediante la utilización de limas que se irán introduciendo, dentro del o los conductos de la raíz dental, es decir, se introducen por la vía en donde se encuentran los nervios que se quieren retirar.

Entre cada lima, el dentista especialista en endodoncia, debe irrigar, es decir, debe lavar el área con un desinfectante que ayude a la eliminación del contenido bacteriano, que suele haber dentro del conducto del diente.

3. Obturación de los conductos radiculares

Una vez que el diente ya está completamente limpio y preparado, el dentista procede a rellenar los conductos en donde originalmente se encontraba el nervio con un material biocompatible, capaz de mantener esa vía sellada y protegida de las bacterias.

4. Restauración del diente con composite o endocorona

Este es el paso más importante para el éxito del tratamiento de endodoncia, tras “matar el nervio”, el diente debe ser sellado con una restauración de composite (empaste) o con una endocorona o corona de porcelana (funda), según sea el caso, para asegurar la sobrevivencia del diente por muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>