Go to Top

Enfermedad periodontal

 

Enfermedad periodontal

La higiene dental diaria es indispensable para mantener una boca y unos dientes sanos. Cuando la higiene dental es deficiente, se produce el acúmulo de placa bacteriana, que de no ser removida, producirá inflamación de encías o Gingivitis. Esta placa bacteriana, además de producir gingivitis, también puede convertirse en cálculo o sarro dental y ocasionar daños en el hueso de soporte de los dientes, es decir, ocasionar la Periodontitis.

La enfermedad periodontal, es una patología que si no es tratada a tiempo, puede tener consecuencias irreversibles, en la boca de quien la padece.

Estadios de la enfermedad periodontal

Gingivitis

La gingivitis suele ser un proceso reversible. Si el individuo adquiere unos hábitos de higiene dental adecuados y aplica la técnica de cepillado correcta, entonces esta inflamación de las encías remitirá y recobrarán el estado de salud.

Periodontitis

Por el contrario, cuando la enfermedad de las encías está a un nivel más avanzado, es cuando comienza a producir daños irreversibles, ya que cuando el sarro dental penetra por debajo de la encía y comienza a destruir al hueso que soporta los dientes, entonces el individuo ya no podrá hacer nada para recuperar el hueso perdido.

Causa de la enfermedad de las encías

La enfermedad periodontal es causada por la flora bacteriana de la boca, por lo tanto, cualquier persona que no realice una correcta higiene dental, estará en riesgo de sufrir la enfermedad de las encías.

Una vez que en la flora bacteriana de la boca de un individuo, coexisten las bacterias responsables de la formación de placa bacteriana periodontopatógena, es decir, la placa responsable de la enfermedad de las encías, estas bacterias no pueden ser eliminadas, por lo tanto deben ser combatidas. Solo una minuciosa higiene dental, permitirá limitar la multiplicación de estas bacterias y por tanto el daño que estas pueden llegar a producir a los tejidos que soportan los dientes.

Recomendaciones para prevenir la gingivitis o enfermedad de las encías

  • Cepillar los dientes después de cada comida.
  • Dedicar como mínimos, 2 minutos al cepillado dental.
  • Emplear la técnica de cepillado correcta, es decir, movimientos rotatorios, combinados con movimientos de barrido.
  • Cepillar la lengua.
  • Utilizar medios de limpieza auxiliares tales como el hilo dental y los enjuagues bucales.
  • Visitar a su dentista en la clínica dental, para una revisión general, cada 6 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>