Go to Top

Mantenimiento de la rehabilitación oral

 

Mantenimiento de la rehabilitación oral

Por lo general este tipo de rehabilitaciones de toda la boca, se llevan a cabo en pacientes que llevan mucho tiempo sin asistir a la clínica dental, bien sea por no tener el hábito o simplemente por miedo al dentista, lo que resulta en una boca muy deteriorada, con el paso del tiempo. Además en muchos casos, estos pacientes desarrollan patologías que solo pueden controlarse por dentistas especialistas, como por ejemplo, la enfermedad periodontal o enfermedad de las encías.

Por ello, uno de los aspectos más importantes que debe concientizar el paciente que invierte tanto tiempo y energías en rehabilitar toda su boca con implantes dentales, prótesis dentales de porcelana o prótesis sobre implantes, entre muchos otros tratamientos dentales; es que debe realizar mantenimientos periódicos, para conservar en perfecto estado de salud, todo aquello que se le realizó, durante el tratamiento de toda la boca.

Posibles daños que se puedan presentar, en dientes o bocas ya tratados, por falta de mantenimiento periódico

Así como los dientes se deterioran por los efectos de las bacterias que comúnmente habitan en la boca, los implantes dentales, por ejemplo, también pueden ser colonizados por las mismas bacterias y sufrir lo que en este caso se denomina periimplantitis, que produce sobre los implantes, los mismo efectos ocasionados por la periodontitis en los dientes, es decir, pérdida del hueso de soporte y riesgo de pérdida a largo plazo, en este caso, del implante dental. Por ello, se deben realizar mantenimientos y revisiones del estado de la boca cada 6 meses.

Esta recomendación también va dirigida, a los pacientes que no llevan implantes dentales en su boca. Por ejemplo, aunque un nervio dental se ha tratado y se ha colocado una corona o funda sobre este, los dientes pueden verse afectados nuevamente por procesos de caries, que destruyan nuevamente el diente rehabilitado. Debido a que el diente ha perdido su sensibilidad, cuando estos dientes son afectados por caries, el paciente nunca lo notará, al menos no por dolor, y esta caries puede avanzar hasta destruir de forma irreversible al diente. Haciendo revisiones periódicas el dentista podrá detectar la presencia de estas caries, restaurando el diente, antes de que sea demasiado tarde.

Visitar al dentista cada 6 meses, sin duda repercutirá en el estado de salud bucal y en el éxito de los tratamientos dentales de toda la boca, a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>