¿Qué es una gingivectomía y cuándo se indica?

La gingivectomía es un procedimiento quirúrgico por el que se extirpa una parte lesionada de la encía (tejido gingival) para eliminar o reducir una bolsa periodontal, es decir, el espacio que se forma entre la encía y el diente como consecuencia de la acumulación de placa bacteriana, es decir, acúmulo de bacterias y restos de comida bajo de la encía. Las bolsas periodontales pueden llegar a causar la destrucción del hueso de soporte y el agravamiento de la enfermedad periodontal.

Mediante la gingivectomía realizamos la escisión y supresión de una parte de tejido gingival (encía), bien por qué está lesionado o también por otros motivos, como, por ejemplo la aplicación de un tratamiento estético en una zona determinada que demanda reducir el tamaño de la encía.

Existe otro procedimiento llamado gingivoplastia, que sirve para remodelar el borde de la encía con el objetivo de obtener un contorno del diente más estético y en ocasiones se lleva a cabo de forma simultánea junto con la gingivectomía.

Contrariamente, el hecho de tener poco tejido gingival puede ir en contra del paciente y provocar exceso o agrandamiento de las bolsas periodontales, en estos casos la gingivectomía puede suponer un inconveniente importante que se debe tener en cuenta.

La gingivectomía es una intervención quirúrgica sencilla que se realiza bajo anestesia local, aunque puede tener algunas complicaciones muy poco frecuentes. Algunas de ellas pueden producirse en el transcurso de la operación como lo son los desgarros, las hemorragias, heridas de partes blandas etc. Y otras con posterioridad como alguna infección o hemorragia.

Indicaciones de la gingivectomía

La gingivectomía está indicada para el tratamiento de la enfermedad periodontal en los pacientes cuyas bolsas periodontales tienen más de 3 mm de profundidad y presentan una cantidad mínima requerida de encía.

También está indicada cuando existe pérdida ósea y es necesario aplicar cirugía ósea. Asimismo, cuando se deban intervenir zonas de acceso limitado, dónde el hecho de eliminar una parte de tejido gingival puede facilitar el tratamiento estético que se desea realizar.

Actualmente, se emplea la gingivectomía para el tratamiento de diversas patologías relacionadas con los tejidos gingivales. Está indicada ante patologías como la hiperplasia o crecimiento de la encía por medicamentos, la fibrosis de la encía, en bolsas periodontales en lugares de difícil acceso, o para mejorar el acceso en técnicas restauradoras.

En definitiva, la gingivectomía es una técnica muy útil para solucionar todo tipo de problemas relacionados con las encías. Se trata de una técnica quirúrgica muy sencilla que aparte de mejorar la salud bucodental de los pacientes proporciona también resultados estéticos muy favorables.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies