¿En qué consisten las llagas en la lengua y cómo curarlas?

Es muy común experimentar en alguna ocasión un tipo de irritación en la boca y muchas veces es ocasionada por las llagas o aftas orales. Las llagas hacen referencia a unas lesiones orales de pequeño tamaño, no patológicas, ni tampoco malignas. Se trata de unas pequeñas lesiones inofensivas, causadas por una infección bacteriana, vírica o fúngica.

En muchas otras ocasiones, podemos encontrar la aparición de llagas en pacientes portadores de ortodoncia. Este hecho es debido al rozamiento del bracket y del arco ortodóntico con el tejido blando oral.

Las llagas pueden aparecer en las superficies interiores de las mejillas, los labios, la lengua o la superficie superior de la boca y la base de las encías.

Las llagas linguales pueden presentar malestar, son desagradables e incómodas, pues pueden dificultar el comer y el habla. se presentan de color amarillo o blanco, rodeadas por un halo enrojecido y brillante. No son cancerosas. se debe saber diferenciar entre un afta del herpes, pues el aspecto clínico es muy similar.

Como ya hemos comentado, los factores causales de las aftas son múltiples, estos incluyen: estrés emocional, defecto de vitaminas y minerales en la alimentación (falta de hierro, vitamina B12 o ácido fólico), alergias, cambios hormonales, rozaduras etc.

Dentro de la prevalencia de género, las llagas linguales son más propensas a contraerse en el género femenino, en comparación a los hombres. Asimismo, cabe la posibilidad de que la adquisición de llagas pueda ser tener un componente hereditario.

Generalmente, las llagas desaparecen en un período de 7 a 10 días. En ocasiones, puede verse aumentado este periodo, a unas 3 semanas hasta que curen por completo.

Tratamientos indicados para las llagas linguales

Debido a la gran molestia que presentan las llagas orales, tanto al habla como durante la ingesta de alimentos, es importante tener conocimiento de una serie de remedios caseros para dar solución a esta patología.

Primeramente, es altamente recomendado el uso de enjuagues de agua con sal. La sal posee unas propiedades antisépticas y desinfectantes que aceleran el curso de curación de la llaga. Para ello, se debe diluir una media cucharada de sal en agua para crear la solución salina y realizar gárgaras durante unos segundos y al menos tres veces al día.

La leche de coco también cuenta con buenas propiedades para curar las llagas orales, se debe calentar agua con coco rallado y realizar enjuagues con esta agua de coco un mínimo de tres veces al día.

Asimismo, la infusión con manzanilla también calma y ayuda a combatir las llagas. La manzanilla contiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias que protegen el hábitat oral frente a las infecciones.

También es muy calmante, la aplicación de gel de aloe vera en la zona de la llaga por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y bactericida.

En el caso de presentar llagas linguales y ser portador de ortodoncia, se debe evaluar que no haya alguna zona del alambre que esté rozando la zona constantemente y aliviarla con un alicate para recortar el alambre, o bien, colocar un trozo de cera.

Es importante tener conocimiento de los diferentes remedios caseros por su eficacia a la hora de calmar el dolor o las molestias causadas por las llagas o las aftas linguales. No obstante, siempre es aconsejable acudir al dentista para que realice una evaluación más exhaustiva y detallada.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies