Go to Top

Enfermedades perimplantarias. La mucositis y la perimplantitis

enfermedades perimplantarias

Hoy en día los implantes dentales se han convertido en la opción más cómoda y efectiva para reponer los dientes que se han perdido. Además, con los implantes se evita el tallado necesario para el soporte de una prótesis fija, es decir, el desgaste de los dientes, generalmente sanos, contiguos al espacio edéntulo. Por otra parte, con estos también se evitan las incomodidades propias de las prótesis removibles.

Siempre que se lleve a cabo el mantenimiento y los cuidados recomendados por los especialistas en implantología, la supervivencia de los implantes ha demostrado ser bastante óptima. Sin embargo, no son ajenos a las enfermedades de las encías o perimplantarias.

Aunque son prótesis en toda su extensión, debido a que los implantes dentales se encuentran alojados en tejidos vivos, como lo son la encía y la cavidad oral en general, si no se tienen los cuidados necesarios, pueden ser colonizados por las bacterias, tal como los dientes naturales.

Esta situación se agrava a medida que se va dando la perdida de hueso alrededor del implante y se produce la exposición de las espiras o la inflamación constante del tejido perimplantario.

¿Qué son las enfermedades perimplantarias?

Se producen alrededor del implante dental inflamando el tejido que lo soporta. Si esta inflamación no es controlada a tiempo, comienza a desencadenarse una pérdida de hueso alrededor del implante dental que acabará en la pérdida del implante afectado.

Por ello es importante realizar el seguimiento periódico del caso. Las visitas anuales al especialista en implantes dentales, permitirá la prevención, el control y el tratamiento precoz de estas enfermedades, evitando el fracaso de este tipo de prótesis dentales.

Generalidades sobre las patologías perimplantarias

Los fracasos en los tratamientos de implantes dentales, se clasifican de acuerdo al momento de su aparición como precoces o tardíos.

El fracaso es precoz cuando se presenta antes de la terminación de la fase de osteointegración, es decir durante los 4 primeros meses tras su colocación en el hueso y antes de que se le haya colocado la corona sobre implante definitiva.

 Es tardío cuando se produce en el período posterior a la integración y tras la carga funcional, es decir tras la colocación de la prótesis sobre implante.

Causas del fracaso de implantes dentales precoz 

Son diversas las causas del fracaso precoz y entre ellas podemos mencionar el tabaco, presencia de enfermedades sistémicas que afecten la cicatrización o al sistema inmunológico y la contaminación bacteriana en el lecho del implante.

Causas del fracaso de implantes dentales tardío

En cuanto al fracaso tardío, este puede producirse por infecciones bacterianas, desequilibrios biomecánicos de la prótesis sobre implantes o por sobrecarga oclusal, entre otros.

Tipos de enfermedades perimplantarias: mucositis y la perimplantitis

La mucositis es la presencia de inflamación en la mucosa adyacente a un implante, pero sin pérdida de soporte óseo.

La perimplantitis, a su vez, se caracteriza por la inflamación de la mucosa y adicionalmente, por la pérdida del hueso de soporte.

Estas patologías se comportan de manera similar a la que ocurre en los tejidos de soporte de los dientes naturales, por lo generalmente se observa un patrón de colonización bacteriana similar al que ocurre en la gingivitis y en la periodontitis.

Debido a la falta de mantenimiento que existe por parte los pacientes que portan este tipo de prótesis, en la mayoría de los casos, las enfermedades perimplantarias suelen evolucionar desde la mucositis a la preimplantitis.

Las bacterias que llevan al fracaso del implante dental, son las bacterias que se encuentran comúnmente en el dorso de la lengua, en las encías, en la superficie de los dientes, y en la mucosa oral en general.

Por todo esto, si no hay una limpieza constante de los implantes dentales, estos tienen el mismo riesgo de verse afectado por las bacterias de la boca que tienen los dientes naturales.

El hecho de tener un diente artificial, no exime al paciente de su obligación de mantener los hábitos de limpieza correctos y necesarios, los cuidados deben ser exactamente igual a los requeridos por los dientes naturales.

Patologías preimplantarias no asociadas a bacterias

Se ha descubierto que la oclusión juega un rol importante en la salud del implante dental. Una sobrecarga en la masticación, puede ser causa de perimplantitis. Esto nos lleva a destacar, la importancia de realizar este tratamiento con especialistas altamente capacitados, que cuenten con la formación necesaria para diseñar una prótesis, con las características biomecánicas adecuadas.

También es importante destacar que los tratamientos deben ser llevados a cabo de forma completa, ya que si un paciente que necesita implantes dentales de ambos lados de la boca, solo los coloca en un solo lado, corre el riego de sobrecargar los implantes y conducir el caso al fracaso.

Las visitas anuales al dentista para el mantenimiento de las encías, más una correcta higiene en casa, serán la solución para evitar este tipo de patologías en los implantes dentales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>