¿En qué consisten y cuándo se utilizan los microimplantes en ortodoncia?

En el pasado se han desarrollado múltiples técnicas para lograr un buen anclaje ortodóntico. Recientemente, los sistemas de anclaje esqueléticos, como los implantes dentales, los microtornillos, las miniplacas, entre otros, han sido utilizados con eficacia para obtener el anclaje. No obstante, debido a su tamaño, extenso procedimiento quirúrgico y alto coste, reducen cada vez más su uso.

En los últimos años, los microimplantes han avanzado mucho y su aceptación cada vez es mayor, gracias a su alto éxito en varios campos de la Odontología, especialmente en ortodoncia.

Los microimplantes en ortodoncia hacen referencia a un tratamiento de gran eficacia, pues permiten aumentar el anclaje de la ortodoncia y ofrecen una gran cantidad de ventajas. Se trata de unos tornillos de tamaño pequeño que se colocan en la encía, unidos al diente por el final del alambre de los brackets que llevan adheridos los dientes. Estos microimplantes se fijan al hueso de soporte de los dientes por estabilidad primaria, y no por osteointegración.

En este sentido los microimplantes de ortodoncia ofrecen un mayor anclaje sobre el que se apunta la ortodoncia, de manera que ésta tiene un punto que le ofrece la presión suficiente como para desplazar los dientes. Es decir, ayudan a realizar desplazamientos de dientes difíciles de conseguir con la ortodoncia convencional.

Los microimplantes están compuestos por titanio, son de tipo autorroscantes y autoperforante, como también, se pueden cargar inmediatamente y tienen muy fácil remoción, pues no se osteointegran en el hueso.

Ventajas de los microimplantes

Entre las múltiples ventajas que ofrecen los microimplantes encontramos: la biomecánica, la independencia de anclaje con otros dispositivos intra o extrorales, la poca incomodidad que ofrece al paciente y frente a la técnica del ortodoncista. Como también, su fácil retirada y bajo coste. Los microimplantes también pueden estar indicados a pacientes en etapa de crecimiento.

Las principales indicaciones para la colocación de microimplantes en ortodoncia son: para el cierre de espacios de extracción, la intrusión de dientes, el anclaje de elásticos, el enderezamiento de molares, las rotaciones dentarias, la extrusión y tracción de dientes que se encuentran incluidos en la encía etc.

Cuando el ortodoncista decide colocar microimplantes, previamente tiene en cuenta las consideraciones generales del paciente (estado de salud, contraindicaciones etc.), la localización ideal de los microimplantes mediante un control clínico y radiográfico. En la radiografía panorámica se ha de valorar la localización del foramen mentoniano, del seno maxilar y otras estructuras vecinas, para encontrar la referencia exacta de colocación de los microimplantes.

Seguidamente, se procede a anestesiar la zona, realizar una incisión de 2mm en la encía y perforar la cortical ósea con la posterior inserción del implante autorroscante y autoperforante. El doctor especialista siempre se asegura de la correcta retención primaria y retención del microimplante. Durante las pimeras semanas, se suele reducir la tensión de la ortodoncia para poder permitir el buen ajuste del microimplante y prevenir la aparición de problemas.

En definitiva, los microimplantes en ortodoncia son muy importantes para el buen funcionamiento de los brackets y ofrecen un buen punto de anclaje y apoyo en zonas donde hace la ortodoncia convencional lo requiere. Es un tratamiento con un elevado grado de éxito y que sobre todo garantiza la satisfacción de los pacientes.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies