Movimientos de la mandíbula y posibles problemas

Los movimientos que realiza la mandíbula son múltiples, incluye los siguientes: movimientos de apertura y cierre, de lateralidad, de protrusión (hacia adelante) y de retrusión (hacia atrás).

Estos movimientos se llevan a cabo mediante unos movimientos de rotación y traslación que realizan una trayectoria a través del cóndilo mandibular y los dientes incisivos, guía condilea y guía incisiva respectivamente, con un previo descenso mandibular.

El movimiento de apertura y cierre se divide en dos fases. La primera fase consta de un movimiento de rotación de los cóndilos mandibulares hasta que se separan los dientes superiores e inferiores. Seguidamente, la segunda fase es un movimiento de traslación, cuando una vez la mandíbula supera los 26 mm de apertura aproximadamente.

El movimiento de protrusión mandibular consiste en el movimiento de la mandíbula desde la posición de máximo contacto entre los dientes superiores e inferiores (posición de máxima intercuspidación) y se desplaza hacia adelante. Durante este movimiento, las muelas no contactan.

La posición final obtenida, conocida como posición borde a borde de los incisivos (dientes más anteriores), se utiliza para cortar ciertos alimentos y seguidamente, ser transferidos al sector posterior para que sean triturados por las muelas.

El movimiento de retrusión mandibular es el movimiento que va desde la posición de máximo contacto entre los dientes superiores e inferiores (posición de máxima intercuspidación), hacia atrás.

En cuanto a los movimientos de lateralidad, el lado hacia el cual se dirige la mandíbula recibe el nombre de lado de trabajo, y el opuesto, lado de no trabajo. Durante este movimiento la mandíbula se desplaza hacia un lado, mientras que el cóndilo mandibular del lado opuesto realiza un movimiento de traslación hacia delante, abajo y adentro.

Es muy interesante, tener conocimiento acerca de los diferentes movimientos que realiza la mandíbula, ya que la presencia de síntomas de dolor o ruidos como “clicks” u otros, durante la realización de éstos, puede ser indicio de alguna patología articular o mandibular que debe ser diagnosticada y debidamente tratada por parte de los especialistas en Oclusión y articulación temporomandibular.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies