¿En qué consiste el tallado selectivo o ajuste oclusal?

El tallado oclusal, o también llamado ajuste oclusal, es una técnica mediante la cual se modifican las superficies oclusales para mejorar el patrón de contacto, eliminando selectivamente estructura dentaria. Se trata de una técnica irreversible, es decir una vez efectuada no se puede volver atrás. 

El ajuste oclusal ha de empezar con la localización de la posición musculoesquelética estable, la relación céntrica, usando la técnica de manipulación bimanual. Si existen dudas sobre la posición de los cóndilos, no se debe iniciar el ajuste hasta que se haya alcanzado una posición estable reproducible.  

Los objetivos de tratamiento en el ajuste oclusal son: 

  • Contactar todos los dientes posteriores en relación céntrica y han de presentar un contacto uniforme y simultáneo. 
  • Los contactos de lateralidad de los dientes anteriores deben desocluir los dientes posteriores  
  • Los contactos de los dientes anteriores deben desocluir los posteriores cuando se realiza la protrusión de la mandíbula. 
  • En la posición preparatoria para comer, los dientes posteriores deben contactar con mayor fuerza que los dientes anteriores.  

Una vez se ha indicado el ajuste y se han previsto los resultados, se explica al paciente que hay áreas muy pequeñas que interfieren en el funcionamiento correcto de la mandíbula y que el objetivo es eliminarlas para restablecer la función normal.  

¿Cuáles son las indicaciones del tallado selectivo?

Las principales indicaciones del tallado selectivo son dos:  

  • Facilitar tratamiento de determinados trastornos temporomandibulares (TTM). Existen pruebas suficientes de que una modificación permanente del estado oclusal reducirá o eliminará los síntomas asociados con un TTM. Las pruebas de la necesidad de modificar de forma permanente las condiciones oclusales se obtienen a partir del tratamiento oclusal reversible. Así pues, estará indicado el ajuste oclusal si: el aparato oclusal ha suprimido los síntomas del TTM o si se confirma que el contacto oclusal o la posición mandibular son características del aparato que influyen en la sintomatología. 
  • Complementar el tratamiento asociado con modificaciones oclusales importantes, es la razón más frecuente, no tiene por qué asociarse a TTM. Puede tratarse simplemente de una restauración o de reorganización del estado oclusal. Cuando se planifican modificaciones oclusales importantes, si se necesitan intervenciones amplias con coronas y prostodoncia fija, está indicado un ajuste oclusal antes de iniciar el tratamiento con el fin de establecer una posición mandibular funcional estable. 
 

En la actualidad no está demostrado científicamente de que un ajuste oclusal profiláctico sea beneficioso para el paciente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies