Pedir hora

 

¿Qué es la periimplantitis?

Un paciente con implantes dentales es susceptible a padecer periimplantitis, esto ocurre cuando los microorganismos se aposentan sobre la superficie de los implantes dentales, pero para llegar a padecer una periimplantitis primero se tiene que producir una mucositis.

La mucositis es una lesión inflamatoria que afecta a los tejidos blandos que rodean al implante, cuando hay mucositis no hay una pérdida del hueso que rodea al diente. Las características de la mucositis son:

  • Edema.
  • Enrojecimiento.
  • Hiperplasia de la mucosa.
  • Sangrado.

La mucositis como hemos mencionado anteriormente si no se trata puede evolucionar en periimplantitis que supondría la pérdida de hueso alrededor del diente. Cuando se produce la periimplantitis se ve afectado el hueso que soporta el implante dental pudiendo llegar a causar la pérdida del implante dental. Las características de una periimplantitis son:

  • Edema.
  • Enrojecimiento de la mucosa que rodea el implante.
  • Hiperplasia de la mucosa.
  • Sangrado y/o supuración del sondaje realizado para colocar el implante.
  • Dolor a la percusión.
  • Movilidad del implante.

Las principales causas de este tipo de enfermedades suelen ser dos; pueden ser debidos a la presencia y al acumulo de placa bacteriana cuando se ubica en la superficie de los implantes dentales o, por otro lado, también puede estar causado por una sobrecarga oclusal, que se genera durante la masticación si el implante no está en la posición correcta o si la prótesis sobre el implante está mal colocada. Además, existen diferentes factores de riesgo que contribuyen a la aparición de estas patologías como por ejemplo el tabaco, la mala calidad ósea del hueso de soporte del paciente, una mala higiene oral por parte del paciente o el tipo de superficie del implante.

¿Cuál es el tratamiento para la periimplantitis?

Para solucionar la periimplantitis existen diferentes opciones de tratamiento; hasta hace poco tiempo se tenía como única opción ante una periimplantitis la retirada del implante dental, pero gracias a las investigaciones que se han realizado en los últimos años, se ha visto que hay más opciones ante este problema, como por ejemplo el uso de antibióticos junto a la realización de un  desbridamiento subgingival o raspado subgingival de manera manual se ha asociado a la mejora considerable en pacientes que sufren periimplantitis severa. El tratamiento consiste en; combinar el tratamiento mecánico y químico: El tratamiento mecánico consiste en desestructurar la placa bacteriana, y el tratamiento químico se realiza con antisépticos como la Clorhexidina al 0,12%, en combinación con el cloruro de cetilpiridino al 0,05% sin alcohol.

El tratamiento de la periimplantitis se tiene que centrar en la aplicación de medidas infecciosas, y su objetivo es conseguir la desestructuración mecánica de la placa bacteriana y la reducción de las bacterias que causan estas patologías. No obstante, el tratamiento dependerá del grado de evolución de la periimplantitis, entro los cuales hay diferentes procedimientos:

  • Tratamiento regenerativo de los defectos óseos, eliminando el tejido de granulación para destruir las bacterias que han causado la infección. De este modo se reduce la inflamación.
  • Tratamiento de la superficie del implante para eliminar la placa bacteriana acumulada.
  • Tratamiento de los defectos óseos, realizando un curetaje de las lesiones periapicales y utilizando materiales para sustituir el hueso dañado. De este modo se evita la progresión de la enfermedad.
Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.