Go to Top

Tipos de sedación en la clínica dental, indicaciones y ventajas

Hay muchos pacientes que experimentan ansiedad o miedo a la hora de acudir al dentista, la sedación en la clínica dental facilita un estado de bienestar y reduce la tensión y la ansiedad que padece el paciente para poder llevar a cabo los tratamientos odontológicos.

Dentro de la odontología existen diferentes tipos de sedaciones de las que nos podemos beneficiar. Gracias a la sedación en Estudi Dental Barcelona podemos reducir las molestias que producen los tratamientos que realicemos a nuestros pacientes.

Los procedimientos clínicos odontológicos en las clínicas dentales se pueden beneficiar de técnicas de sedación consciente a estos niveles:

  • Sedación mínima o ansilosis, mediante el uso de fármacos vía oral o mediante la sedación con oxido nitroso.
  • Sedación moderada, mediante fármacos por vía endovenosa.

Con la sedación mínima o ansiolisis, también llamada sedación consciente, se consigue un nivel mínimo de depresión de la conciencia que permite al paciente mantener la integridad de su vía aérea y seguir respondiendo a estímulos físicos o verbales de forma normal.

Con la sedación intravenosa, se administran fármacos que deprimen el sistema nervioso central con el objetivo de tranquilizar psíquicamente y físicamente al paciente.

Indicaciones de la sedación en la odontología:

  • Fobias dentales en niños y adultos.
  • Pacientes discapacitados psíquicos.
  • Pacientes adultos que demandan sedación para aumentar su confort.
  • Pacientes con problemas médicos que lo hagan aconsejable.
  • Pacientes escasamente colaboradores en los que hayan que practicarse técnicas que requieran un importante grado de inmovilidad.
  • Pacientes en los que no puedan administrarse anestésicos locales.
  • Pacientes pediátricos en general.
  • Según el tipo, duración y la agresividad de la intervención que se pretende realizar.
  • La sedación en la consulta odontológica no debería realizarse en pacientes con patologías de riesgo y por tanto no está indicada en pacientes con puntuación superior a  ASA-II de la Escala de Riesgo Anestésico.

Ventajas de la sedación consciente en la odontología

  • Deja al paciente en un estado relajado pero cooperador, el cual permite trabajar bien; al eliminar el componente ansioso y provocarle una cierta amnesia, la aceptación del paciente suele ser mejor para las futuras sesiones.
  • Tiene una duración flexible, no existe un límite de duración.
  • La técnica es simple, con un inicio de acción muy rápido, una finalización de los efectos que podemos obtener cuando deseemos.
  • Los pacientes se recuperan rápidamente.
  • Muy pocos efectos secundarios.
  • Existe un efecto analgésico.
  • Permite la utilización simultánea de otros fármacos por otras vías, pero esto complica sensiblemente el control del paciente; si se usa solo, el N2O permite una muy buena y rápida regulación del nivel de sedación.
  • Ayuda a solucionar ciertos problemas cotidianos que sin ser trascendentes hacen perder tiempo (y la paciencia) al odontólogo; tales como el pánico a la inyección del anestésico local o el reflejo nauseoso.
  • Puede volver a sus actividades normales inmediatamente.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>