¿Qué bacterias tenemos en la boca y qué problemas crean?

En el cuerpo humano existen microorganismos en todas partes. Estos microorganismos son, principalmente, bacterias. La mayoría de ellas son beneficiosas e indispensables para gozar de una buena salud. Sin embargo, siempre existe alguna minoría que rompe el equilibrio, los patógenos. Por lo tanto, hay microorganismos “buenos” y “malos”. 

En la cavidad oral, existen una gran cantidad de microorganismos. Las más predominantes son las bacterias, hay millones de ellas (por mililitro de saliva). Formando parte de unas 600 especies distintas de bacterias.  

Cada persona posee una flora bacteriana oral única, ya que esta es una condición personal. Esta microbiota depende de muchísimos factores, como por ejemplo la edad, el sexo, la situación geográfica, entre otros.  

¿Cómo se adquieren las bacterias?

La adquisición de la microbiota oral se da tras el parto. Antes del nacimiento la boca es libre de microorganismos, es estéril. Una vez el parto, por el canal del parto se adquieren microorganismos. 

A los dos meses del nacimiento ya se han adquirido dos especies bacterianas en la cavidad oral. Al largo del desarrollo eruptivo se van adquiriendo especies bacterianas. A partir del año de edad, empiezan a establecerse los periodontopatógenos (las bacterias productoras de la enfermedad periodontal). En edades avanzadas, aumentan la cantidad de algunas especies bacterianas y surgen de nuevas. 

Una vez una bacteria se ha adherido a las superficies, esta favorece el crecimiento de otras bacterias o produce tóxicos. 

¿Cómo se clasifican las bacterias?

Las bacterias pueden clasificarse según varios criterios. Según el requerimiento de oxígeno, las bacterias orales, pueden ser aerobias (dependen del oxígeno para su crecimiento) o anaerobias (si no dependen del oxígeno). Según su comportamiento en base de una tinción, llamada tinción de GRAM, estas se clasifican en gram positivas o gram negativas. Según la forma, las bacterias pueden ser cocos (si son esféricas), bacilos (en forma de bastón) o espirilos (si su forma es espiral).  

¿Qué bacterias hay en la boca? 

La microbiota oral se distribuye por toda la cavidad oral, estando presente en los dientes, formando parte de la placa dental, tanto supragingival como subgingival, en la lengua y en otras superficies mucosas, como el paladar. 

Estas bacterias se alimentan principalmente de sustratos presentes en la saliva y en la dieta (carbohidratos). Los carbohidratos de la dieta son metabolizados por las bacterias y estas producen un producto de desecho de tipo ácido, presente en la placa bacteriana. 

Una dieta con grandes cantidades de hidratos de carbono, favorece a una mayor predominio para que aparezca enfermedad bucodental. Las bacterias que existen en la boca varían en función del estado de salud bucodental.  

En una persona con una buena salud bucodental, hay bacterias gram positivas supragingivales (Strepcococcus y Actinomyces) y gram negativas poco agresivas (Veillenolla y Fusobacterium). 

Las bacterias de la familia Streptococcus (concretamente la Streptococcus mutans) son las que están directamente relacionadas con la presencia de caries en la cavidad oral. 

Las personas con gingivitis, las especies gram positivas son mayores y influyen en la producción de cálculo supragingival consecuentes de la inflamación y sangrado de las encías (Streptococcus, Actinomyces y Eubacterium) y las bacterias gram negativas son más patógenas (Veillonella, Fusobacterium, Bacteroides, Porphiromona, Prevotella, entre otras como Treponema).  

En pacientes con enfermedad periodontal, las bacterias más periodontopatógenas son las gram negativas (Veillonella, Fusobacterium, Bacteroides, Porphiromona, Prevotella, Agregatibacter, entre otras como Treponema) y gram positivas patógenas. 

 

¿Cómo se puede tener una buena salud oral?

Primero que todo realizando una buena técnica de cepillado bucodental con uso de hilo dental e interdental, elimina la placa dental e interdental. Por ello, si se elimina la placa dental, se eliminan o se desestructuran las bacterias de ella y el riesgo a padecer enfermedad disminuye. 

Además, evitar el consumo de productos azucarados y disminuyendo el consumo de hidratos de carbono y ácidos. Junto a esto, evitar el tabaco, ya que es uno de los principales factores de la enfermedad periodontal. 

Una estilo de vida saludable y unas revisiones periódicas al odontólogo conseguirán que se tenga una buena salud bucodental. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies