¿CÓMO SE REALIZAN LAS CARILLAS DE PORCELANA?

La demanda en estética dental ha aumentado en los últimos años, esto hace que los tratamientos también hayan aumentado. Estas terapias mejoran el aspecto de la sonrisa y con ello los pacientes muestran un interés para mejorar tanto el aspecto funcional como también estético. Las carillas dentales son uno de estos tratamientos.

¿Qué son las carillas dentales de porcelana?

Las carillas dentales son restauraciones indirectas, puesto que se tienen que confeccionar en el laboratorio. Este tipo de tratamiento estético cubre toda la cara vestibular de los dientes anteriores.

Las carillas son un tipo de terapia estética las cuales requieren un tallado mu superficial de los dientes con poca o nula mutilación dental. Es por esto que es considerada un tratamiento dentro de la odontología mínimamente invasiva.

Este tratamiento es de elección para poder corregir todo tipo de alteración tanto de color, como de forma o tamaño de los dientes. Además, se puede mejorar ligeramente la posición de los dientes y obtener una estética muy favorecedora.

Las carillas dentales son finas capas colocadas que sirven, fundamentalmente, para devolver la estética de los dientes anteriores y por lo tanto, mejorar la sonrisa del paciente. Las carillas dentales según el material pueden ser de resina compuesta o de porcelana, estas últimas son las que se utilizan con mayor frecuencia.

Las carillas de porcelana son un tipo de carillas elaboradas con este material por lo que tienen una fuerza y una resistencia como si fuera el esmalte del diente natural. La superficie de la carilla de porcelanas es muy lisa, glaseada, por lo que se evita la retención de bacterias y tampoco se tiñen.

Este tipo de carillas están indicadas para la mayoría malposiciones y hábitos linguales, así como los cambios de color en los dientes anteriores. Este tipo de tratamiento estético también se utiliza para poder corregir las alteraciones en la forma de los dientes y la posición de ellos. Las carillas dentales también pueden cerrar los tipos de diastemas leves y moderados en la zona anterior o cambiar la morfología de los dientes anteriores. Entre muchas otras indicaciones que este tratamiento abarca.

¿Cómo se realizan las carillas de porcelana?

La realización de las carillas dentales de porcelana se obtiene mediante la elaboración de una historia clínica completa. Además se efectúa un análisis de las características faciales y dentales. Este análisis se realiza gracias a fotografías intraorales y extraorales, y la toma de modelos dentales en cada paciente.

Diseño digital de sonrisa

Las imágenes se que obtienen del paciente se introducen en un programa informático para poder analizar las características y realizar un trazado de líneas sobre las fotografías del paciente. Con ello se evalúa la relación de estética entre los dientes, la encía, la sonrisa y la cara de cada paciente. Permitiendo que el odontólogo evalúe detalladamente los problemas y poder ofrecer la mejor solución personalizada. Mediante esto se obtiene un diagnóstico del paciente y se elabora un plan de tratamiento individualizado. Las carillas dentales son altamente resistentes y se trata de un proceso rápido con una duración aproximada de un mes.

Con ello se realiza el Digital Smile Design, se diseña la sonrisa que se obtendrá con el tratamiento y permite al paciente previsualizar el resultado antes de que empezar. Además, se puede opinar y sugerir mejoras participando en la elaboración del diseño de la propia sonrisa.

Una vez obtenido esto, se procede a la elaboración del tallado, la toma de impresiones, la colocación de provisionales y el cementado definitivo de las carillas dentales de porcelana.

Preparación de carillas

Antes de la preparación del diente se coloca un cordón de tracción gingival para elevar la encía y poder establecer el margen gingival de forma clara.
 El tallado se inicia con una reducción vestibular la cual será igual al grosor de la carilla solamente cuando el diente esté en posición correcta. Este se sigue con una extensión interproximal donde el margen de la porcelana quedará
generalmente escondido en el espacio
interdental. El siguiente paso del tallado dental es la preparación del margen gingival donde el límite de está a nivel cervical. El cuarto paso es la reducción incisal que facilita la colocación de la carilla permitiendo una mejor la estética. Finalmente la reducción lingual se realiza para que la carilla abrace a la preparación.

El siguiente paso de la realización de las carillas es la toma de impresiones para obtener un modelo de trabajo donde las carillas se realizaran. Estas impresiones se suelen hacer con hidrocoloides irreversibles (alginatos) el modelo antagonista y con siliconas en la arcada donde se realizaran las carillas. Actualmente, con las innovaciones tecnológicas los escáneres intraorales se han incorporado en la odontología y con ello se pueden realizar un escaneado intraoral de todos los dientes con una resolución perfecta.

Después de tomar las impresiones o el escaneado de la boca, se colocan los provisionales en la misma sesión clínica. Los provisionales son un tipo de prótesis que se colocan en boca de forma provisional durante un tiempo limitado para poder masticar de forma adecuada y mantener la estética dental. También ofrecen otras ventajas como la protección de los tejidos duros y blandos. Estos provisionales también pueden servir para que el paciente pueda opinar sobre la anatomía y color de los provisionales y establecer mejoras para que las carillas definitivas queden tal y como se desea.

Cementado de las carillas de porcelana

El último paso del tratamiento de las carillas de porcelana es el cementado de ellas. Antes de realizar el cementado en si, se prueban cuidadosamente las carillas para comprobar el ajuste forma y color. Y también para que el paciente pueda opinar y decidir si se procede a la colocación de las carillas o no. A continuación se prepara el diente mediante una limpieza de toda la superficie del diente. Una vez limpio el diente se aísla de forma absoluta diente por diente donde las carillas irán cementadas.

Después se graba toda la superficie tallada con ácido ortofosfórico al 37% durante unos 15 o 20 segundos. Se lava para eliminar el ácido y se seca sin desecar. A continuación se aplica un adhesivo especial el cual se extiende por toda la superficie dental.

El paso siguiente es la preparación de la carilla. Esta debe grabarse en su parte interna con ácido fluorhídrico para obtener una superficie muy rugosa que favorezca la retención del cemento.
Después coloca silano durante 1 minuto y toda la parte interna de la carilla se tapiza con la resina fluida del sistema adhesivo.

A continuación se prepara se coloca el cemento de carillas sobre la cara interna de la carilla y se lleva ésta a su posición sobre el diente, ejerciendo una ligera presión para que se deslice hasta su sito y fluya el cemento sobrante. Después se aplica un punto de luz de polimerización en el centro de la carilla para fijarla de forma que no polimerice el cemento rebosante y pueda ser eliminado con facilidad, y finalmente se polimeriza toda la carilla por completo.

El paso final de las carillas dentales de porcelana es eliminar todos los excesos de cemento que puedan existir y pulir todos los márgenes con puntas y discos adecuados, así como comprobar la oclusión para no dejar interferencia ni prematuridades.

Es importante realizar controles periódicos a posteriori para poder ir evaluando las carillas y que la oclusión que se establezca sea balanceada y obtener así una buena función masticatoria.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dentista con medidas contra el coronavirus COVID19PROTOCOLO ANTI COVID-19. ENTRA Y DESCUBRE POR QUÉ SOMOS UNA CLÍNICA COVID-FREEPROTOCOLO ANTI COVID-19.
ACCEDER

X