Consejos para tener unos dientes sanos

Para poder tener unos dientes sanos y saludables no es necesario mucho trabajo sino que se pueden alcanzar con unas rutinas establecidas. Mediante una una buena higiene bucodental y una alimentación adecuada los dientes se mantienen sanos y junto con unos controles y higienes profesionales periódicas la salud bucodental se consigue. 

Si se tiene unos dientes sanos, se ayuda a prevenir la formación de placa dental, que es una capa muy fina que se pega en los dientes en la que hay un acúmulo de bacterias y es responsable de las principales enfermedades bucodentales como la caries, la gingivitis y la enfermedad periodontal. 

Cómo tener una boca sana

  • Realizar una buena técnica de cepillado bucodental. La mejor técnica de cepillado es la que elimina la placa dental por completo, es cómoda para el paciente y no causa ningún tipo de lesión en los tejidos. Es necesario que durante el cepillado se limpie la encía porqué en esta también se depositan restos de alimentos y bacterias. Si el cabezal del cepillo es pequeño se consigue una máxima limpieza en las zonas de acceso difícil y las cerdas tienen que ser de una dureza media. El cepillado dental se tiene que acompañar con una pasta dental fluorada, para proteger los dientes de la caries dental. Se recomienda una concentración mínima de flúor de unas 1500 ppm (partes por millón) en adultos. 
  • Cepillarse los dientes unas 3 veces al día y durante unos 3 minutos. Es importante que cada vez que se cepillen los dientes. 
  • El cepillo de dientes se debe cambiar cada 3 meses. Al cabo de este tiempo, las cerdas del cepillo pierden su forma y la efectividad del cepillado disminuye. Si las cerdas se estropean antes, significa que se realiza demasiada presión durante el cepillado, por lo que se tiene que disminuir la presión. 
  • Es imprescindible realizar una higiene interproximal, limpiando los espacios interdentales que no se consigue con el cepillo. Esta se realiza con ayuda del hilo dental o de los cepillos interproximales, como mínimo una vez al día. 
  • Realizar una dieta equilibrada y deporte de forma habitual. Con una dieta sana y equilibrada con un consumo elevado de frutas y verduras y una reducción de la ingesta de azúcares y hidratos de carbono. 
  • Acudir al dentista cada 6 meses. Realizar revisiones periódicas con el odontólogo para controlar la salud bucodental, junto con una profilaxis profesional, mejorará y ayudará a mantener unos dientes saludables. 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies