¿En qué consiste un diente retenido, incluido o impactado?

Para poder entender los conceptos de retención de un diente, es importante saber diferencias entre diente retenido, diente incluido, diente impactado y diente no erupcionado. 

Un diente retenido es la detención parcial o total de la erupción fisiológica del diente. 

Un diente incluido es el diente que permanece totalmente dentro del hueso. La inclusión del diente puede ser: ectópica (si el diente se encuentra en una posición anómala pero cerca de su lugar) o heterópica (si se encuentra en una posición anómala y alejada de su sitio). Este término engloba también la retención y la impactación. 

Un diente impactado hace referencia a que el diente está parcialmente o totalmente no erupcionado y colocado contra un obstáculo (como puede ser otro diente, el hueso, tejido blando o un tumor) que este impida su erupción normal. 

Un diente no erupcionado es el diente que no ha perforado la mucosa oral y no se observa clínicamente en la cavidad oral. 

Las inclusiones de los dientes, según Berten-Cieszynki, más frecuentes son la de los terceros molares y caninos permanentes. Su frecuencia es debida a la posterior posición y poco espacio para erupcionar de los terceros molares y a que los caninos son los últimos dientes anteriores a erupcionar y su espacio para hacerlo suele ser mínimo. 

Es importante destacar que la existencia de un retraso en la erupción del diente mayor a 6 meses, debe ser analizada para descartar una agenesia del diente o una inclusión dentaria.

Los dientes incluidos pueden ocasionar una serie de síntomas y signos como: 

  • Malposiciones dentarias, por su presión para erupcionar. 
  • Patología quística 
  • Rizólisis (reabsorción radicular) 
  • Síntomas neurológicos. Dolores locales o referidos. 
  • Trastornos inflamatorios 

¿Qué tratamiento se puede realizar ante una inclusión dentaria? 

La anamnesis y el estudio clínico y radiológico es imprescindible para determinar la causa de la inclusión y poder seguir un plan de tratamiento oportuno. La radiología por excelencia es la panorámica, mediante la cual se ubica de forma exacta al diente incluido en la arcada. 

Existen varias posibilidades terapéuticas a realizar frente una inclusión dentaria: abstención, extracción o colocación en la arcada. 

En la decisión terapéutica de un diente incluido se tiene que tener en cuenta: 

  • El valor estético y funcional del diente 
  • La edad del paciente 
  • El estado de desarrollo de la dentición 
  • La causa de la inclusión 
  • El diente o dientes afectados 
  • La situación del diente incluido. 

La abstención o conducta expectante es no hacer nada, únicamente realizar controles periódicos del diente. Se realiza si existe una contraindicación, si no cursa con sintomatología o hay una inclusión total del diente. 

La extracción del diente se realiza cuando la recolocación del diente es imposible, si hay patología asociada, hay malformaciones o sintomatología. 

La colocación del diente en la arcada se refiere a colocar el diente en su posición normal para cumplir con la función y el valor estético que representa. Se coloca el diente, siempre y cuando no exija maniobras peligrosas para el paciente ni para lo dientes vecinos. Hay tres opciones de tratamiento para recolocar el diente: 

  1. Alveolotomía conductora. Hacer cortes en el hueso alveolar simulando la erupción, para facilitar la erupción al diente. 
  2. Trasplante dentario. Trasplantar el diente a su posición funcional. 
  3. Método quirúrgico-ortodóncico. Combinar la cirugía con a tracción ortodóncica para posicionar correctamente el diente en la arcada.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies