Coronas y puentes dentales de porcelana, ¿cuándo son necesarios?

Dentro de la rama de la prótesis dental existe una rama llamada prótesis fija. Esta se encarga de la sustitución y/o la restauración de los dientes por sustitutos artificiales que no se pueden extraer o sacar de la boca. 

Las coronas, recubrimientos completos o fundas, son una capa que recubren al diente. Son utilizadas para devolverle al diente que está comprometido, su función masticatoria y su estética dental, además de protegerlos (sobretodo en aquellos que están debilitados, como los dientes endodonciados). Consisten en una prótesis fija que esta va cementada al propio diente natural de manera fija, el cual se le ha hecho previamente una preparación, el tallado dental.  

Los puentes dentales son coronas que se utilizan cuando falta uno o más dientes. De este modo se reemplaza el diente ausente y ocupan el espacio dejado por el mismo. Los dientes que soportan el puente se llaman pilares y el puente incluye los dientes de reemplazo, llamados pónticos. 

Existen muchos materiales a partir de los cuales se pueden realizar las coronas y los puentes, entre ellos se destaca la porcelana por ser un material estético para la restauración de dientes anteriores, ofreciendo resultados muy naturales. 

Las coronas y puentes dentales de porcelana se clasifican según su composición clínica en tres tipos principales: porcelana feldespática, porcelana aluminosa y la porcelana circoniosa. 

Las principales ventajas de las coronas y los puentes dentales de porcelana es su estética. Este material proporciona resultados muy favorables en el sector anterior por sus propiedades de translucidez que imitan perfectamente a un diente natural. Además, las porcelanas son biocompatibles con la cavidad oral, es decir no provocan alergias y son compatibles con el organismo humano. Gracias a las porcelanas de última generación se han podido diseñar coronas y puentes totalmente hechas de porcelana, por lo que el material metálico es eliminado y el resultado estético es muy satisfactorio. 

¿Cuándo son necesarios las coronas y los puentes dentales de porcelana?

Las coronas y puentes dentales pueden ser necesarios realizarlos en ocasiones donde la estructura dental remanente sea poca o en situaciones en que ya se han realizado otras terapias odontológicas y que estas hayan fracasado. 

Las coronas y los puentes dentales son necesarios realizarlos en las situaciones donde hay ruptura dental y la estructura dental es mínima. También los puentes, sobre todo, se indican para reemplazar dientes que han sido perdidos y de este modo reemplazar la estética y la función. Para sustituir grandes restauraciones de composite y mejorar la forma de estos dientes. Las coronas dentales y los puentes ayudan a dar estabilidad y funcionalidad a la oclusión. También pueden ser utilizados, en especial las coronas dentales, para solucionar tinciones dentales o alteraciones cuando otros tratamiento dentales no pueden ser realizados.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies