¿Qué es un empaste dental y cómo debe realizarse?

Actualmente, la patología más presente en nuestros pacientes son las caries dentales. Se trata de una enfermedad  infecciosa multifactorial, de origen bacteriano, específica de los dientes y que cursa con la destrucción progresiva, aunque a veces se detiene, de los tejidos duros dentarios (esmalte, dentina y cemento). La caries no se transmite de un diente a otro ya que la aparición de dicha enfermedad, se produce por diferentes factores que actúan en un momento determinado. Es indispensable la presencia de bacterias y de otros factores para la producción de la patología.

¿QUÉ ES UN EMPASTE DENTAL?

El empaste dental o conocidos también profesionalmente como obturación o restauración dental hacen referencia a un tratamiento dirigido a eliminar las caries originadas en nuestros dientes, antes de haber afectado el nervio dentario. De esta forma, son utilizados para reemplazar el tejido dentario de un diente perdido, restituyendo la función masticatoria del diente, dándole la anatomía y mejorando la estética. 

Actualmente, suelen realizarse empastes dentales de un material de resina, conocido como composite. Este material de resina fotopolimerizable, es decir, endurece mediante la aplicación de luz y ofrece funcionalidad y estética natural al diente. Asimismo, el empaste dental también pueden realizarse de otros materiales como la porcelana o el metal, éste último se realizaba hace años con un material llamado amalgama que contenía partículas de mercurio.

El tratamiento de un empaste dental con composite permite evitar la evolución de caries y a su vez, la prevención de la progresión de las caries hacia capas más profundas del diente y llegar a infectar el nervio, tratamiento del cual pasaría a ser una endodoncia, comúnmente conocida como matar el nervio dental.  

Los empastes dentales de composite ofrecen una gran variedad de ventajas. Por un lado, logra una estética natural muy similar al diente y es un material más biocompatible, en comparación a los antiguos empastes realizados con amalgama, que a la larga podían llegar a oscurecer el diente.   

Por otro lado, la resina compuesta de los empastes dentales es un material con buena resistencia frente a las altas fuerzas de la masticación y de gran durabilidad.  

¿CÓMO SE REALIZA UN EMPASTE DENTAL?

Una vez localiza la caries dental es imprescindible actuar de manera inmediata, pues esta patología puede ir progresando por las capas del tejido dental hasta llegar a afectar el nervio dental o perder el diente.  

Primeramente, se procede a la aplicación de la anestesia local para evitar cualquier molestia durante la intervención. Cuando la zona está anestesiada, se retira el tejido cariado del diente mediante la utilización de un instrumental rotatorio o también manual específico para ello.

El siguiente paso, es rellenar la cavidad realizada en el diente mediante el material escogido. Para poder alcanzar una correcta adhesión del material, se debe preparar la cavidad con ácido ortofosfórico y un adhesivo especial antes de aplicar el material de obturación, que mayoritariamente es el composite por sus múltiples ventajas. Previamente, se debe escoger el color del composite que se adecua más al color natural del diente y se integre perfectamente.

De manera que, conseguimos respetar en todo momento la estética dental del paciente, a diferencia de los empastes realizados con el metal de amalgama que se utilizaba anteriormente.  

Finalmente, se aplica una luz de polimerización sobre el material de resina para que endurezca el material capa por capa. Una vez rellenada toda la cavidad, se debe ajustar la oclusión y el empaste dental adecuadamente la restauración a la oclusión para que no interfiera en la funcionalidad oral.  

Una vez comprobado que todo se encuentra correctamente realizado, programamos al paciente una visita control para ir evaluando el estado bucodental y realizar prevención dental.

¿CUÁNDO ES NECESARIO CAMBIAR UN EMPASTE DENTAL?

Las obturaciones o empastes dentales a lo largo del tiempo van perdiendo sus propiedades ya que se van decolorando por el consumo de alimentos y bebidas, volviéndose más oscuros. Además, estos reciben cargas importantes de la masticación y pueden no durar para siempre. 

En la boca hay una presencia elevada de bacterias las cuales se adhieren a los empastes de la misma forma que lo hacen en el propio diente. Con el tiempo, estos empastes pueden fisurarse y estas bacterias pueden filtrarse dentro de la obturación. De modo que se forma una caries nueva debajo del empaste ya que es una zona de difícil acceso al cepillado. Por estas razones es muy importante realizar revisiones rutinarias en la clínica dental

Con el paso del tiempo los empaste pueden caerse, agrietarse e incluso desgastarse. Por lo que existen varios motivos para reemplazar una obturación o empaste dental. 

  • Los empastes dentales se pueden caer por una fuerza excesiva o un traumatismo, también si no hay una adhesión adecuada entre el material de obturación y el diente sano.   
  • Las obturaciones pueden agrietarse por el paso del tiempo y por la colonización de bacterias cariogénicas que se asientan en estos, entran por las fisuras y producen caries bajo los empastes.  
  • Las fuerzas de la masticación y muchas parafunciones como el bruxismo dental u otros hábitos como la onicofagia (morderse las uñas) pueden ser los responsables que los desgastes se vayan alterando y pierdan la anatomía inicial que se les dio. 

Los empastes dentales se reemplazan de la misma forma en que se realizaron. Aparte de realizar el reemplazo de los empastes dentales con resinas compuestas (composite), existen otras opciones para sustituir las obturaciones dentales antiguas. Las incrustaciones dentales pueden ser útiles en caso que se haya de restaurar un empaste que afecta a la superficie oclusal del diente, es decir por la zona donde se mastica. Si hay una afectación del empaste en la zona anterior, las carillas son una muy buena opción para devolver la función y la estética al paciente, mejorándole la sonrisa natural y agradable. 

Las revisiones periódicas en el dentista ayudan a comprobar el estado de los empastes dentales y realizar las evaluaciones pertinentes para detectar si es necesario reemplazarlos o no.

Los especialistas en odontología restauradora y estética de nuestra clínica dental Estudi Dental Barcelona, recomiendan mantener un buen cuidado de higiene oral para poder mantener a largo plazo este tipo de restauraciones y evitar la aparición de más caries. Además de realizar revisiones periódicas cada 6 meses como mínimo, junto con exámenes bucodentales y mantener controlada la salud. 

REFERENCIAS

  • García Barbero J, editor. Patología y terapéutica dental: operatoria dental y endodoncia. 2ª ed. Barcelona: Elsevier; 2015.
  • Cuenca E, Baca P. Odontología preventiva y comunitaria: principios métodos y aplicaciones. 4a ed. Barcelona: Masson; 2013.  
  • Dujister D, O’Malley L, Elison S, Van Loveren C, Marcenes W, Adalir PM et al. Family relationships as an explanatory variable in childhood dental caries: a systematic rewiew of measures. Caries Res 2013; 47.22-39.
  • Hara AT, Zero DT. The caries environment: saliva, pellicle, diet and hard tissue ultrastructure. Dent Clin N Am 2010; 54: 455-67.
  • Ricketts DNJ, Kidd EAM, Innes N, Clarkson J. Complete or ultraconservative removal of decayed tissue in unfilled teeth. Cochrane Database Syst Rev 2006 Jul 19;3:CD003808.
  • Walsh LJ, Brostek AM. Minimum intervention dentistry principles and objectives. Australian Dental Journal 2013; 58:(1 Suppl): 3-16.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies