¿En qué consiste la enfermedad boca-mano-pie?

Entre las múltiples enfermedades que pueden aparecer en edades infantiles, se explica a continuación la enfermedad de boca-mano-pie, así como sus causas y el tratamiento indicado a realizar.  

La enfermedad o síndrome boca-mano-pie es una patología poco frecuente y típica de la infancia. Esta enfermedad tiene como agente etiológico el virus coxsackie, en concreto del grupo A-16. Se trata de una enfermedad que se afecta a los menores de 10 años. El tiempo de incubación aproximado de este virus en concreto dura entre 4 y 8 días. 

Es llamada enfermedad boca-mano-pie ya que se trata de una patología que se contagia en estas tres partes del cuerpo. Habitualmente los niños en edades infantiles tienden a ponerse los pies y las manos en la boca. De modo que unas manos no lavadas o unos pies contaminados pueden que tengan el virus coxsackie y se transmita con facilidad a la cavidad oral. Además, las manos sin un buen lavado por parte de los padres o familiares pueden incrementar la exposición al virus. 

Síntomas y tratamiento

Los signos clínicos que presenta esta enfermedad a nivel perioral son ausentes. Mientras que a nivel oral los signos que las personas con enfermedad boca-mano-pie presentan son lesiones ulcerativas de tipo aftoso, con una localización prevalente a nivel de la mucosa bucal, el paladar y la lengua. Se trata de pequeñas vesícula que se ulceran provocando mucho dolor. A nivel plantar o en las palmas de las manos, suelen haber evidencias de vesículas en forma ovalada, que se convierten más adelante en costras. La sintomatología que suelen presentar los niños con esta patología son los síntomas típicos de un virus, como la fiebre o la cefalea (dolor de cabeza). 

El tratamiento más indicado a realizar cuando hay una enfermedad de boca-mano-pie instaurada es el alivio de los síntomas ya que no existe ningún tratamiento específico para la esta patología. En los niños con la enfermedad se suele recomendar el uso de fármacos analgésicos y/o antipiréticos, para evitar el dolor que causan las úlceras y disminuir la fiebre. Se recomienda ingerir una alta cantidad de líquidos y, en ocasiones, los enjuagues bucales con sal pueden ayudar a calmar los síntomas. 

Una de las medidas más importantes de esta enfermedad, es su prevención. Para poder prevenir la enfermedad boca-mano-pie, entre otras muchas más patologías en edades pediátricas, es de gran importancia realizar un buen lavado de las manos, tanto los padres como los familiares, para reducir o evitar la contaminación del virus. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies