¿En qué consiste una rehabilitación total estética y qué tenemos que tener en cuenta?

Cada vez más los pacientes son conscientes de los tratamientos estéticos que existen en la odontología por lo que también aumenta el motivo de visita en relación con la estética dental.

Los cánones actuales de una buena imagen personal con una sonrisa perfecta y bien alineada ha hecho que las personas se cuiden y tengan en cuenta características faciales como la búsqueda de una sonrisa bonita.

Las alteraciones de la zona estética de la cavidad bucodental hace que la seguridad con uno mismo disminuya y afecte a los que está alrededor, limitando las actividades sociales. Es por esto que una rehabilitación en la zona estética hace que aumenten las posibilidades en uno mismo y la comunicación con los demás. 

¿En qué consiste una rehabilitación total estética y qué tenemos que tener en cuenta?

La rehabilitación oral es una parte de la odontología la cual se basa del diagnóstico, planificación y la realización de tratamientos dentales adecuados para restaurar bocas enteras en mal estado devolviendo la función y la estética para llevar a cabo una vida normal y mejor. 

En muchas ocasiones, para poder rehabilitar la estética total de un pacientes es necesario realizar un tratamiento multidisciplinar, es decir realizar el tratamiento mediante la actuación de varias especialidades de la odontología y lograr, así un mayor éxito. Algunos de los especialistas que se incluyen en una rehabilitación total estética son el especialista en estética dental, el ortodoncista, el periodoncista o el cirujano dental. 

Los pacientes que suelen realizarse una rehabilitación total estética son aquellos con patologías bucodentales que afectan la zona anterior, como caries o enfermedad periodontal, la pérdida dental de algunos dientes en este sector de la cavidad oral o algunos hábitos patológicos como el bruxismo, ocasionando un desgaste notable en los dientes. 

El desgaste dental patológico es uno de los signos que con mayor frecuencia se observan en la clínica dental. El bruxismo es una parafunción causada por múltiples factores la cual ocasiona atracciones o desgaste patológicos en los dientes. Esta patología puede ser de tipo céntrica o excéntrica, o diurna o nocturna. Si el desgaste afecta a la zona anterior de los dientes puede comprometer a la sonrisa y ocasionar un efecto de aumento de edad. Además, puede ocasionar una pérdida de la guía anterior, la guía canina, así como la función masticatoria o la fonación.

Para poder rehabilitar de forma adecuada es necesario realizar una planificación minuciosa de cada caso. Se debe realizar previamente una historia clínica completa del paciente para poder descartar cualquier tipo de patología o, en caso de existirla, controlarla. Además, los fármacos y los hábitos toxicológicos del paciente son de gran interés en la odontología. 

Esta información es tomada durante la primera visita con el especialista. Además, en esta visita también se realiza una exploración clínica extraoral e intraoral para poder valorar al caso y diagnosticar. Una vez establecido el diagnóstico, un plan de tratamiento es elaborado junto con la consulta con los distintos especialistas los cuales tienen que intervenir en el caso, obteniendo así un plan de tratamiento definitivo y realizar un plan para que el paciente sepa la secuencia del tratamiento y los tiempos necesarios en cada fase. 

La primera parte de la rehabilitación total estética consiste en la realización de varias fotografías extraorales e intraorales, junto con la toma de unas medidas de la boca para poder analizar y diseñar adecuadamente la zona estética, realizando el diseño digital de la sonrisa. 

Después del primer contacto, se debe realizar todo tipo de tratamiento que se base con el saneamiento, es decir higienizar la cavidad oral eliminado todos los posibles focos de infección, así como las enfermedades presentes (caries, periodontitis, entre otras), realizando también una higiene dental o un tratamiento periodontal. Obteniendo de esta forma una salud bucodental. 

A continuación, en caso de existir algún tipo de malposición o maloclusión dental es realizada la ortodoncia dental. Gracias a esta los dientes son colocados a su posición adecuada y se mejora la estética y también la función bucodental. En caso de ser necesario la colocación de implantes dentales se realizan una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia, o en la fase final de este. 

La parte final de la rehabilitación total estética consiste en la realización de todo procedimiento relacionado con la prótesis dental. Es decir, la realización de tratamientos con coronas o incrustaciones dentales o la colocación de las coronas sobre los implantes. En situaciones que la afectación sea menor, la rehabilitación estética se basa simplemente con la colocación de carillas dentales, ya sean de composite o de porcelana. 

Aquí no acaba el tratamiento, sino que empieza el mantenimiento de la salud bucodental y general conseguida hasta el momento. Es de gran importancia realizar los controles periódicos establecidos por el odontólogo especialista y así mantener la rehabilitación en la mejor condición, realizando visitas de control y higienes de forma periódica. 

REFERENCIAS

  • Goldstein RE. Odontología estética. Barcelona: Ars Medica; 2002.
  • Mallat E. Fundamentos de la estética bucal en el grupo anterior. Barcelona: Quintessence; 2001.
  • García Barbero J, editor. Patología y terapéutica dental: operatoria dental y endodoncia. 2ª ed. Barcelona: Elsevier; 2015.
  • Pătroi D, Trăistaru T, Rădulescu SA. Ceramic Veneers in Dental Esthetic Treatments. Antoniac I. (eds) Handbook of Bioceramics and Biocomposites, 2016. Springer, Cham.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies