FACTORES ETIOLÓGICOS DE LAS MALOCLUSIONES

La ortodoncia es una ciencia, especialidad de la odontología, que basa sus objetivos en la corrección, ósea y dental, de las estructuras faciales, con la finalidad de alcanzar aquellas normas estéticas que deciden los padres, el paciente y el profesional, con su mejor criterio, para rehabilitar social y psicológicamente al propio paciente.

El funcionalismo que condiciona la forma va asociado al crecimiento. Deben conocerse las causas de maloclusión (la etiología) y corregirlas.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES CAUSANTES DE LAS MALOCLUSIONES?

El origen de la maloclusión puede venir de tres grandes factores: generales, locales o hábitos y disfunciones.

Factores generales de la maloclusión

La herencia es uno de los factores etiológicos más importantes, ya que la herencia trasmite: un potencial de crecimiento de los huesos, un patrón de los músculos y una morfogénesis de carácter localizado (la forma y tamaño de dientes, entre otros). Cuando algún de estos puntos es exagerado se da un desequilibrio que lleva a una maloclusión.

Otros factores etiológicos generales serían las cromosopatías (alteraciones hereditarias, como el síndrome de Down), malformaciones congénitas (como la hendidura palatina), factores ambientales, enfermedades (hipertiroidismo, raquitismo), traumatismos y radiaciones (inhibiendo el desarrollo correcto).

Factores locales de la maloclusión

En dientes temporales, pueden ser causantes de maloclusiones los siguientes factores locales: una pérdida prematura de dientes temporales (por caries, por una erupción precoz de los dientes permanentes, por traumatismo, entre otros) y también por una retención prolongada de los dientes temporales, más tiempo en boca de lo que deberían (por agenesia del diente permanente, falta de diente, o anquilosis, unión muy fuerte con el hueso).

En dientes permanentes, los factores causantes de maloclusiones pueden estar relacionados con el número (más o menos dientes de lo normal), el tamaño (que los dientes sean más grandes o más pequeños), la forma y la cronología y dirección de erupción de los dientes (si los dientes salen por zonas anormales). Así como la discrepancia entre el espacio y dientes o interferencias en la longitud de la arcada, por frenillos, patrón muscular o interferencias funcionales.

Hábitos y disfunciones

Los hábitos son formas de hacer de manera incontrolada, automática, involuntaria, repetitiva y permanente. Estos modifican la posición de los dientes, forma, alterando el crecimiento y función, y la relación entre maxilar y mandíbula.

Algunos de estos hábitos podrían ser: succión anormal biberón, succión anormal chupete, succión digital (del dedo o dedos), succión labial (normalmente del labio inferior), protracción lingual (interposición de la lengua empujando los dientes), propulsión mandibular (movimientos de avance mandibular), hábitos posturales, u otros hábitos (cómo morderse las uñas, onicofagia, o cualquier otro objeto de forma repetitiva).

REFERENCIAS

Ustrell JM et al. Diagnóstico y tratamiento en ortodoncia. Barcelona: Elsevier; 2016.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dentista con medidas contra el coronavirus COVID19PROTOCOLO ANTI COVID-19. ENTRA Y DESCUBRE POR QUÉ SOMOS UNA CLÍNICA COVID-FREEPROTOCOLO ANTI COVID-19.
ACCEDER

X