Impresiones 3D en odontología, ¿realidad o ficción?

La aparición de nuevas tecnologías están revolucionando el campo de la odontología haciendo más fáciles muchos de sus procedimientos. 

Las impresiones en 3D empezaron a tomar protagonismo a partir de los años 80 ya que en esta época es cuando surgieron, aunque en la odontología hasta recientemente no se han adquirido aplicaciones.  

Estas impresiones se realizan gracias a una impresora que imprime en tres dimensiones. En lugar de tinta, las impresoras 3D utilizan materiales, como puede ser el plástico o cerámica, para reproducir formas en tres dimensiones, ya sean dientes, arcadas dentales u cualquier forma que se desee. 

Las impresiones en tres dimensiones son útiles combinándolas con el escaneado intraoral y el diseño en CAD/CAM. Gracias a estos procedimientos, en los laboratorios dentales se pueden reproducir todos los diseños y los escaneados realizados dentro de la cavidad oral en forma de impresión en tres dimensiones. 

¿Qué ventajas tienen las impresiones 3D en odontología?

Gracias a la realización del escaneado intraoral, el diseño mediante la tecnología CAD/CAM y un acabado final con una impresión en 3D permite adquirir unas ventajas respeto las técnicas convencionales realizadas en la odontología. 

La principal ventaja de las impresiones en 3D es la realización de diagnósticos y tratamientos de forma mucho más precisa y también más eficaz, el tiempo en la preparación y el montaje disminuye ya que es realizado de manera computarizada. Además, gracias al software utilizado presenta una gran versatilidad de opciones a realizar. 

El ajuste y la precisión de los tratamientos realizados con una impresora en 3D son mucho mas elevados que las técnicas convencionales. Además, gracias a este sistema, se reducen los errores y las imperfecciones que puedan aparecer durante el procedimiento. 

Así pues, las impresiones en 3D son una una tecnología innovadora por lo que presenta un mayor atractivo de la consulta, mejora la productividad y aumenta la calidad de los tratamientos. 

¿Cuáles son las aplicaciones de las impresiones 3D en odontología?

Las aplicaciones de las impresiones en tres dimensiones en odontología van aumentando a medida que la investigación. 

La principal aplicación en la actualidad de las impresiones 3D en la odontología es en todos los tratamientos protésicos. Gracias a este tipo de impresiones y todo el sistema CAD/CAM se pueden elaborar coronas de porcelana, coronas metal cerámicas, puentes dentales, coronas sobre implantes, prótesis completes, prótesis parciales removibles y incluso carillas dentales. 

También, la impresión en 3D puede ser utilizada para realizar todo tipo de aparatología ortodóntica, como férulas y retenedores elaborados una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia. Además de poder ofrecer férulas de descarga indicada para una patología de la articulación temporomandibular. 

Otra aplicación que las impresoras 3D tienen en la odontología es la elaboración de guías o férulas quirúrgicas diseñadas mediante la tecnología CAD/CAM mediante las cuales puede ser realizada una cirugía de implantes guiada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies