¿Qué es la erupción pasiva alterada y cómo afecta la estética dental?

Desde hace tiempo se piensa y se ha escrito sobre la estética del rostro humano. La estética es muy subjetiva ya que depende mucho de la persona que lo observa. No obstante, existen algunas directrices más objetivas universalmente aceptadas que resultan útiles para poder analizar tiles para poder analizar la zona estética.

Para analizan la sonrisa y la belleza facial, se suelen observar distintos puntos dentales y periodontales:

  • La simetría de la cara y los dientes
  • La forma y las líneas de los labios, así como la línea de la sonrisa
  • La relación diente-encía al sonreír
  • La proporción, la forma y las textura de los dientes, y el color de ellos
  • Las papilas interdentales y las encías

La sonrisa idea implica enseñar aproximadamente entre 1 milímetros y 2 de encía en la zona anterior. Existen situaciones clínicas en que no es posible estos parámetros, sino que hay alteraciones de las características normales de la encía, afectando en la estética dentofacial.

La erupción de los dientes está dividida en dos fases: la fase activa y la pasiva. La erupción activa consiste en el movimiento de los dientes hacia el plano oclusal (hasta ocluir con los antagonistas). La fase pasiva de la erupción se basa en la exposición de los dientes gracias a que la encía va hacia apical, hacia arriba (en el sector superior) y hacia abajo (en los dientes interiores), aumentando la longitud de la corona clínica de los dientes.

Uno de las alteraciones dentofaciales es el agrandamiento gingival. El agradamiento gingival es un crecimiento anormal del tejido gingival. Este sobrecrecimiento de la encía puede ser debida a una inflamación, puede ser hereditario, familiar o idiopático, inducido por algunos tipos de fármacos (los antiepilépticos, loa antagonistas del calcio y los inmunosupresores), puede estar condicionado por diversos factores como las hormonas, que exista una neoplasia benigna o maligna o que esté relacionado con el desarrollo.

Los agrandamientos gingivales relacionados con el desarrollo, la erupción de los dientes, es una deformación fisiológica donde hay más encía de la que debería por una falta o detención del proceso de la erupción pasiva. Se produce una superposición de la encía, por lo que el nivel del margen gingival está por encima de la línea amelocementaria (LAC).

¿Qué es la erupción pasiva alterada?

Es fisiológico y normal que en edades infantiles la corona clínica sea menor ya que la erupción dentaria aún no se ha completado por completo. Sin embargo, si este proceso es lento o se ha detenido aparece clínicamente una alteración de la erupción pasiva. 

La erupción pasiva alteradaes un proceso en que el margen gingival de los dientes está a coronal respecto la situación normal donde debería estar, en la línea amelocementaria (LAC). 

En ocasiones se puede asociar con una exposición gingival durante la sonrisa, llamándose sonrisa gingival, haciendo que no haya una comodidad la hora de sonreír y esto sea un impedimento para la vida diaria. 

En la literatura científica hay evidencia que la alteración de las dimensiones de la unión entre el diente y la encía puede predisponer una inflamación de los tejidos periodontales. Por lo que al no estar el margen gingival protegido durante la masticación, el trauma y el posible acúmulo de comida puede ocasionar una irritación gingival crónica. 

Causas y soluciones de la erupción pasiva alterada

La erupción pasiva alterada no tiene una etología exacta, ya que no hay ningún factor claramente ligado a esta entidad. Aunque algunos autores han descrito factores que con frecuencia están asociados y relacionados con la erupción pasiva alterada, siendo esta de etiología multifactorial.

Los factores que pueden influir y causar la existencia de la erupción pasiva alterada son la combinación de un periodonto de biotipo grueso y fibroso, alteraciones oclusales con un alto componente muscular o la existencia de déficit de vitamina A, durante las fases de crecimiento. Algunos autores describen la causa de la erupción pasiva alterada a problemas de higiene bucodental y una predisposición a la inflamación.  

Para poder solucionar la erupción pasiva alterada es importante realizar un correcto diagnóstico, el cual ayuda a elegir la opción terapéutica más adecuada para solucionar cada caso de la mejor forma y pronóstico.

La exploración clínica debe incluir un examen extraoral y otro intraoral. En la parte extraoral se debe examinar y prestar atención a las posibles asimetrías que existan en la zona facial, la altura del rostro y centrarse en la longitd del labio superior, todo esto en reposo y en sonrisa para poder cuantificar la cantidad de encía que el paciente muestra. Durante la exploración intraoral se observa y mide el grosor de la encía, la longitud de la corona clínica y la anchura de esta. Es de gran importancia realizar un sondaje periodontal para localizar la LAC y poder medir la longitud de la corona anatómica (desde la LAC hasta el borde incisal). También se debe observar la simetría entre los márgenes gingivales de los dientes contralaterales para poder obtener una sonrisa armónica.

En ocasiones, la erupción pasiva alterada puede pasar desapercibida o no requerir tratamiento odontológico. A continuación se nombran algunas de la situaciones clínicas las cuales son indicación para realizar un tratamiento y solucionar la erupción pasiva alterada presente:

  • Compromiso estético. Es la principal indicación y la más importante.
  • Dificultad para poder higienizar correctamente y mantener adecuada salud periodontal.
  • Necesidad de un tratamiento restaurador.
  • Imposibilidad de poder tratar ortodónticamente.

El tratamiento de la erupción pasiva alterada incluye inevitablemente una intervención quirúrgica, para poder exponer toda la corona anatómica. Las cirugías que se pueden realizar para alargar la corona son la gingivectomía o la cirugía a colgajo.

Después del procedimiento quirúrgico se debe prestar cierta atención a las instrucciones del odontólogo especialista para poder obtener el mejor pronóstico posible. El cepillado de la zona suavemente debe empezar a realizarse a partir del cuarto día después de la cirugía utilizando colutorios de clorhexidina para ayudar en el control de la placa.

REFERENCIAS

  • Manual de Periodoncia. Echevarría García JJ, Echevarría Manau A. Ed. Ergon. Barcelona, 2007. 
  • Carranza’s Clinical Periodontology. Newman, Takei, Kllokkevold, Carranza. Ed. Elsevier, 10th Edition.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies