Solución y tratamiento del diente astillado

Los dientes astillados o rotos son unas de las emergencias dentales más comunes de la consulta dental y son por causa de algún traumatismo u otro tipo de factores causales.  

Es importante tener conocimiento de la reparación de estos dientes rotos cuando nos encontramos ante este tipo de situaciones. Un diente roto puede alterar a la estética de la persona, como también, a la correcta funcionalidad oral. De manera que, es bueno saber que existen diferentes tratamientos restauradores para dar solución a este problema tan común.

El odontólogo especialista debe comprobar hasta donde llega el daño de la fractura del diente, en función del nivel de afectación, se requiere realizar un tipo de tratamiento u otro.

En función del nivel de afectación de la rotura de un diente, uno puede sentir o no dolor, sensibilidad o alguna cierta incomodidad. En cualquier caso, es importante acudir a la clínica dental para que repare el diente mediante el tratamiento más adecuado.

Una de las posibles soluciones son los adhesivos dentalesque hace referencia a uno de los procedimientos para reparar los dientes mediante el uso de una resina compuesta. Este material de resina se puede adaptar perfectamente al color natural del resto de dientes de la boca.

Este material permite sellar fisuras, como también, reparar dientes fracturados. Es el tratamiento más simple, más económico y que requiere el menor número de visitas al dentista. No obstante, también tiene sus inconvenientes, es un material menos resistente en comparación a otros como la porcelana, y puede adquirir pigmentos con el paso del tiempo.

Otra opción es realizar una corona dental sobre el diente fracturado. Este tratamiento está indicado cuando la fractura es más profunda y queremos salvar el diente. La corona dental hace referencia a una cofia que recubre la totalidad del diente, dando la forma y el color que nosotros deseamos. Se fabrican de metal y de metal con recubrimiento estético de cerámica para que pase desapercibida y de aspecto natural de diente. La corona dental requiere de más visitas al dentista, pero los resultados son altamente satisfactorios y es un tratamiento muy duradero.

Asimismo, si el nivel de la fractura en muy pequeño se puede optar por la colocación de carillas dentales, que son unas láminas que se adhieren a la cara externa del diente ofreciendo la forma y el color deseado, gracias a un mínimo tallado dentario.

En algunas ocasiones, la fractura puede ser tan profunda que llegue a afectar al nervio dental. En estos casos, en el nervio se encuentra infectado y se requiere de la realización de un tratamiento de conductos previo, clínicamente conocido como endodoncia dental. Este tratamiento consiste en desinfectar el nervio del diente y sellarlo con un material de obturación para salvar el diente. Seguidamente, se cubre el diente mediante tratamiento restaurador, empaste o corona dental.

Existen situaciones más graves, cuando la fractura del diente se extiende por debajo de la encía, el tratamiento más indicado es la extracción del diente y la posterior colocación de un implante dental. El implante es una pieza cilíndrica de titanio que se osteointegran al hueso, posteriormente, se coloca una corona en la parte superior, logrando recuperar la estética y la funcionalidad del diente.

En nuestra clínica dental Estudio Dental Barcelona ofrecemos toda esta variedad de tratamientos conservadores, todos ellos de mucho éxito y realizados por especialistas altamente cualificados.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies