Anestesia dental sin dolor con el sistema The Wand STA, ¿en qué consiste?

Para poder realizar la mayoría de tratamientos en la odontología es necesario eliminar el dolor o disminuir la sensibilidad de la zona a tratar.

¿Cómo se puede eliminar el dolor?

El dolor se puede eliminar de dos formas: la directa o la indirecta. La forma directa se basa en eliminar la causa la cual produce el dolor, en cambio la indirecta es mediante el bloqueo de la transmisión de los estímulos dolorosos. Así pues, en la odontología interesa eliminar el dolor de forma indirecta pero que la eliminación del dolor dure el tiempo que dura el tratamiento dental y que esta sea de forma reversible.

Múltiples procedimientos clínicos y quirúrgicos que se realizan día a día en la odontología requieren la anestesia para poder realizarlos adecuadamente, utilizándose siempre el control del dolor de forma indirecta. 

En la odontología existen varias vías mediante las cuales van dirigidas al control del dolor. En el grado de control del dolor más bajo hay la analgesia farmacológica, con la que se utilizan fármacos, los analgésicos, para poder controlar el dolor. En el siguiente grado la anestesia locorregional, esta es la más utilizada en la odontología ya que se inhibe la sensación dolorosa de una zona determinada donde se quiere trabajar. La sedación es una de las vías más médicas para el control del dolor y, finalmente, el último grado de anestesia es la anestesia general con la que se consigue una pérdida total de la consciencia.

¿En qué consiste el sistema The Wand STA?

Algunos tratamientos de la odontología a menudo se asocian con dolor y malestar. La aceptación de los procedimientos dentales se vio facilitada por la jeringa hipodérmica y la introducción los agentes anestésicos. 

Sin embargo, muchos pacientes asocian la inyección de anestesia local con el dolor a pesar de los beneficios del tratamiento. Este dolor puede ocasionarse por varias razones: por el resultado de un traumatismo mecánico producido por la inserción de la aguja en el lugar de la inyección, por la distensión de los tejidos por el agente anestésico o por una descarga rápida del contenido de la jeringa.

Así pues, es fundamental una anestesia que sea cómoda para el paciente y de esta forma es lograr la confianza del paciente en el operador desde el inicio del procedimiento. Por lo tanto, es importante buscar técnicas que minimicen o reduzcan el dolor en los pacientes y produzcan una mayor satisfacción.

Se han probado muchas mediadas para poder aliviar el malestar asociado con una inyección del anestésico, como por ejemplo el uso de un anestésico tópico, el calentamiento de la solución de anestesia a la temperatura corporal, el uso de láser de bajo nivel, entre otros. 

Una de las medidas alternativas que se han introducido son los sistemas CCLAD que en inglés significa sistemas de administración de anestesia local controladas por ordenador. Estos sistemas dispensan un flujo constante de anestésico loca. 

Dentro de los sistemas CCLAD, la anestesia con el sistema The Wand STA es uno de ellos. Esta técnica se emplea con una varita la cual tiene una punta con una aguja que se inserta en el ligamento periodontal, por lo tanto es un tipo de anestesia local intraligamentosa controlada por ordenador. Garantizando una inyección de anestésico lenta, controlada, constante y cómoda. 

Este sistema esta equipada con la función STA, siglas en inglés que significan anestesia en un único diente, de forma que permite que un único diente se anestesie con un entumecimiento menor de los tejidos y dientes de alrededor. 

El modo de velocidad se selecciona proporcionando una inoculación anestésica de 0,005 mililitros por segundo. A medida que se introduce la aguja en el tejido, el sistema proporciona retroalimentación visual y auditiva continua al odontólogo. 

La pieza de inyección The Wand STA tiene a disposición del odontólogo una serie de varios colores de agujas, las cuales corresponden a un calibra y tamaño diferente. Las de color verde son las extracortas las cuales tienen un calibre de 30G y son de 12 milímetros, las marrones el calibre es de 30G y son de 25 milímetros, finalmente las largas son de color azul, con un calibre de 27G y de 32 milímetros. 

El sistema The Wand STA tiene una escala de detección de presión visual compuesta por una serie de luces, estas son de color naranja, amarillas y verdes. Las luces naranjas indican presión mínima, la amarilla una leve presión moderad y las  verdes indican una presión moderada en el tejido periodontal. 

Así pues, con este sistema hay un control preciso del causal y de la presión del anestésico por lo que hace que la inyección de anestesia sea mucho más cómoda. Con este tipo de sistema se induce menos ansiedad a los pacientes que con otros ya que la sensación es menos desagradable y casi ni se nota.  

REFERENCIAS

  • Dossena C, Venturi G, Tonini R, Salvadori M, Carlo T, Salgarello SA. Anestesia locale computerizzata con il sistema Wand®STA®. Valutazione dell’efficacia nella terapia estrattiva dei terzi molari e della percezione dolorosa evocata in fase iniettiva. 2017.
  • Chenchugopal M, Mungara J, Venumbaka N, Elangovan A, Vijayakumar P, Rajendran S. In vivo evaluation of 4% articaine and 2% lignocaine intraligamentary injection administered with single tooth anesthesia-wand. Contemp Clin Dent. 2017;8(2).
  • The Wand STA: 21st-Century Local Anesthesia. Dental Town. 2016;17(10):96.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Dentista con medidas contra el coronavirus COVID19PROTOCOLO ANTI COVID-19. ENTRA Y DESCUBRE POR QUÉ SOMOS UNA CLÍNICA COVID-FREEPROTOCOLO ANTI COVID-19.
ACCEDER

X